Una escapada por las playas más bonitas de Mallorca

Kyle Taylo_Flickr

No es de extrañar que Mallorca sea una de las islas más visitadas por viajeros de todo el mundo, y es que su abundante vegetación y sus aguas turquesas, sin olvidarnos de su belleza patrimonial, forman un mosaico colmado de colores que hechiza a todo el pasa.

Desde hace años se rumorea que las agencias del Caribe eligen las postales de Mallorca para atraer a los viajeros. No sabemos si será verdad o no, pero lo cierto es que las playas mallorquinas nada tienen que envidiar a las paradisíacas bahías caribeñas.

Nos hemos recorrido la isla de punta a punta para traerte sus playas más bonitas. ¡Comenzamos!

Playa de Caló Des Moro

Morfheos_Flickr

Morfheos_Flickr

Empezamos nuestra ruta en Caló Des Moro, una pequeña bahía de 30 metros de ancho que bien parece una piscina natural, pues se encuentra clavada entre dos grandes formaciones rocosas cubiertas por una copiosa vegetación.

Sus aguas de aspecto cristalino la convierten en uno de los arenales más concurridas durante la época estival, pero durante el resto del año encontrarás una mayor intimidad.

Cala de La Calobra

Hans_Pixabay

Hans_Pixabay

En plena Sierra de Tramontana, nace un cañón de 3 kilómetros de longitud con solemnes paredes verticales que llegan al alcanzar los 200 metros de altura: el Torrent de Pareis.

No se nos ha ido la cabeza, continuamos hablando de playas, y es que al final del Torrent se encuentra una cala natural que quita el hipo: la cala de La Calobra. Podéis llegar a ella en barco, mientras os deleitáis con el paisaje de la sierra; o en coche, ¡pero cuidado! porque es una carretera con sinuosas curvas.

Cala Varques

Morfheos 2_Flickr

Morfheos 2_Flickr

La cala Varques es todo un sueño para los que persigan disfrutar del mar alejados de lugares masificados. Y es que no es nada fácil acceder a ella: se encuentra en el término de Manacor y para llegar hay que caminar a pie durante unos 20 minutos.

Está claro que este pequeño esfuerzo merece la pena para disfrutar del increíble paisaje de su superficie, pero, para mayor atractivo, cuenta con un secreto oculto: unas galerías subacuáticas con trasparentes fondos marinos.

Cala S´almunia

Tommie Hansen_Flickr

Tommie Hansen_Flickr

Nos trasladamos hasta la localidad de Santanyí, en la parte suroriental de la isla, para visitar una cala de paisajes abruptos y escasas superficies lisas.

Rodeada de la naturaleza más salvaje, para bañaros en sus aguas turquesa tendréis que utilizar las rampas por las que se introducen las embarcaciones. Si sois aficionados al buceo, os encantará descubrir la riqueza oculta de sus profundidades.

Cala Mondragó

Misty_Flickr

Misty_Flickr

Declarada como Parque natural en la década de los 80, la Cala Mondragó encandila tanto a turistas como a lugareños, pues cuenta con un cómodo acceso y con aguas poco profundas y tranquilas.

Bosques de pinares y cultivos tradicionales, son los testigos de cómo el choque de las olas con las rocas ha ido formando este increíble paisaje que sobrevive hasta nuestros días.

Playa de Es Trenc

lapping_Pixabay

lapping_Pixabay

Terminamos nuestro viaje en la playa más larga de la isla: la de Es Trenc, cuyo arenal, blanco y delicado, se extiende durante más de 3 kilómetros.

Localizada en el municipio de Campos, uno de sus grandes atractivos es que sus alrededores no están urbanizados, por lo que podrás relajarte a tomar el sol sin molestos ruidos que perturben tu descanso.

Calas íntimas, bahías rocosas, arenales naturales…aunque parezca increíble, en la isla de Mallorca hay más de 250 playas. Con tanta cantidad y calidad, se nos ha hecho difícil hacer una selección de las mejores, pero esperamos que con esta lista sepas por dónde empezar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

¿Te ayudamos? 91 790 790