Un paseo por las playas más bonitas de Cantabria

Luis Marina (Flickr)

Al pensar en esta comunidad del norte, nos viene a la cabeza unas amplias tierras colmadas por verdes prados sin embargo Cantabria es mucho más que eso. El Mar Cantábrico baña su costa, una costa con playas fantásticas  que visitar en cualquier época del año, aunque solo sea para admirar su belleza. Hoy te presentamos algunas de las más bonitas.

Valdearenas – Liencres

Luis Marina 2 (Flickr)

Luis Marina 2 (Flickr)

Con casi 3 kilómetros de largo una parte de esta playa se extiende por el Parque Natural de las Dunas de Liencres. Sus dunas se consideran de las más importantes y bonitas de España por lo que adentrarte en ellas será una experiencia mágica, al igual que admirar la desembocadura del río Pas, situado a su derecha. Un paisaje colmado de verdes prados gracias a los pinos en pleno mar.

En esta playa hay que destacar que además de disfrutar de una larga jornada al sol, es ideal para realizar deportes acuáticos, como el surf, debido a su fuerte oleaje. También por ellos está colmada de socorristas. Por otro lado, su amplia superficie la ha convertido en el lugar perfecto para practicar nudismo. No lo dudes más y visítala, te encantará.

Playa de San Vicente de la Barquera

Nacho-Castejón-Martínez-Flickr

Nacho-Castejón-Martínez-Flickr

No sabemos si te gusta o no el cantante David Bustamante pero, por si no lo sabías, su pueblo tiene playa… y menuda playa. La costa de San Vicente de la Barquera es espectacular. En ella encontramos numerosas calas y espacios que te conquistarán. Uno de ellos es la Playa del Rosal e imagina lo moreno que puedes terminar tras una jornada en ella teniendo en cuenta que su apodo es La Playa del Tostadero.

Aunque es pequeña, con 360 metros, cuenta con todos los servicios que necesitas como duchas y plataformas que permiten llegar a la orilla a personas con movilidad reducida. Además en esta playa urbana podrás disfrutar junto a tu mascota. Su magia reside en encontrarse en pleno Parque Natural de Oyambre, un lugar precioso para hacer rutas mientras divisas las largas superficies de agua cristalina que penetra en las doradas arenas.

Playa de Somocuevas

Jroblear (Flickr)

Jroblear (Flickr)

Una longitud de 100 metros se divide en una zona más rocosa y otra amplia de aguas cristalinas y arena dorada en la que tomar el sol. Así es esta playa situada también en el término de Liencres. Frecuentada por nudistas, su acceso no es fácil pero sí que disfrutarás mientras de unas vistas maravillosas. Desde el aparcamiento tendrás que atravesar un estrecho camino hasta llegar a una escalinata en la que, para llegar a la arena, tendrás que bajar 139 peldaños. Que no te dé pereza, te aseguramos que merece la pena.

Playa del Sardinero

Biblioteca de la Facultad de Empresa y Gestión Pública (Flickr)

Biblioteca de la Facultad de Empresa y Gestión Pública (Flickr)

Este núcleo turístico fue muy frecuentado por las burguesías de las ciudades españoles. Por ello, si das una vuelta por sus calles te asombrarás por su preciosidad. Sin embargo hoy vamos a hablar de su playa que, precisamente por esta influencia, cuenta con 2 playas que, cuando baja la marea, forman una sola. La primera Playa del Sardinero y la Segunda, una era frecuentada por los ricos mientras la otra por los pobres. En cualquier caso, una larga extensión de fina arena dorada bañada por las aguas del Cantábrico se abrirá ante tus ojos. Colmada de servicios se ha ganado la bandera azul y es que es un lugar ideal para ir con toda la familia. No os faltará de nada en vuestra jornada playera.

El Coleccionista de Instantes (Flickr)

El Coleccionista de Instantes (Flickr)

 

Playa de Berría en Santoña

Fernando Jiménez (Flickr)

Fernando Jiménez (Flickr)

Entre el Monte Brusco y el Macizo de Buceiro encontramos más de 2 kilómetros de longitud en los que se ubica esta playa de fina arena blanca que te invita a disfrutar de una estupenda jornada playera. Con Bandera Azul, cuenta con todos los servicios que necesitas como parking, puestos de socorrismo y accesibilidad para personas con movilidad reducida.

Al sur encontrarás el Parque natural de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, un amplio espacio protegido en el que podrás realizar rutas mientras descubres la flora y fauna que habita su superficie.

En familia o con la pareja, la comunidad nos regala a pares prados verdes entrelazados con cristalinas aguas y superficies de arena dorada que te fascinarán. Descubre esta tierra maravillosa y vive unas vacacionas perfectas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ayudamos? 91 790 790