Turismo rural y micología

Evelio Sánchez_Flickr

Con este clima que reina en todo el país, y los días de lluvia y aire fresco que no se van, los bosques continúan con su tonalidad que nos recuerda a los preciosos colores ocres del otoño. Y es que, es en esta época cuando los aficionados a la micología desempolvan su cesta de mimbre para ir en busca de los hongos más selectos. Aunque ya decimos, que todavía estás a tiempo.

No es de extrañar que cada vez sean más los que se suman la recolectar este preciado manjar, porque en España podemos presumir de tener una de las despensas micológicas más completas de todas, con una amplia variedad de setas a lo largo y ancho de nuestra geografía.

Para que tengáis dónde elegir, os traemos una recopilación de los mejores lugares para recolectar setas en nuestro país.

Prepara la cesta, ¡volverás con ella llena!

Sierra de la Demanda (Burgos)

Mercedes Lazaro_Flickr

Mercedes Lazaro_Flickr

Níscalos, champiñones silvestres, hongos blancos, setas cardo…son solo algunas de las numerosas especies que crecen en la Sierra de la Demanda, en Burgos.

Gracias a la diversidad del hábitat de esta zona y a sus altos niveles de lluvia, es uno de los destinos que más adeptos capta para año.

Para mayor disfrute, varios pueblos de la Sierra, como Padroluengo o Arganzón, celebran jornadas micológicas donde se realizan charlas, exposiciones, excursiones, y…lo mejor de todo, ¡degustaciones! Se nos hace la boca agua solo de pensarlo.

Parque natural de Montseny (Barcelona)

Toni Rodrigo_Flickr

Toni Rodrigo_Flickr

Viajamos a una de las ciudades con mayor tradición en la recolecta de setas: Barcelona. Para hacernos con las mejores, nos tenemos que desplazar hasta el conocido Parque natural de Montseny.

Se trata de un lugar cada vez más frecuentado por denominados “cazadores de bolets”, como se conocen allí. Y no es para menos, porque entre las principales variedades que podréis encontrar entre sus bosques de hayedos, se encuentran las rovellones, las negrillas, o las trompetas de los muertos. ¡A cada cual más deliciosa!

Parque natural de Gorbeia (País Vasco)

EGIZU_Flickr

EGIZU_Flickr

Continuamos nuestro periplo hacia el norte peninsular para hacer una parada en el Parque natural de Gobeia, un auténtico paraíso natural.

Por si la imponente belleza de este espacio protegido no fuera un motivo más que suficiente para visitarlo, dentro del parque hay varias zonas repletas de robles y pinos entre los que se encuentra una de las especies más codiciadas: el boletus edulis, un hongo muy peculiar con tronco blanco y un sombrero de color pardo.

Sierra Norte (Madrid)

jacinta lluch valero_Flickr

jacinta lluch valero_Flickr

Las zonas de pinares y robledales son de las más propicias para que crezcan setas de diversas especies, ya que en ellas se registran altos niveles de humedad. Y la Sierra de Madrid, presume de tener un buen número de estos ejemplares.

Dentro de la Sierra encontraréis varios lugares donde a buen seguro os alzaréis con un buen botín: en el Puerto de Canencia, abundan las setas fraile y los cardos; en el Valle de El Paular, son frecuentes los níscalos, al igual que en el Puerto de los Leones; y, en San Lorenzo de El Escorial, podemos encontrar setas de pie azul. ¡Cuánta diversidad!

Valle de Ultzama (Navarra)

Anna_Flickr

Anna_Flickr

Terminamos nuestro recorrido en un auténtico paraíso construido por y para las setas: un Parque micológico de casi 6.000 hectáreas ubicado en el Valle de Ultzama, en Navarra.

Se trata de un entorno ideal para todo tipo de públicos, desde expertos en la recolecta hasta aficionados que acudan a tomar un primer contacto, pues en el parque se informa de las rutas más adecuadas para encontrar hongos, las especies con las que nos podemos topar, y las recomendaciones para su recolección e identificación. ¡Pasaréis un día genial!

Antes de salir a recolectar, no olvides cumplir con las normas básicas: lleva a mano una guía para identificar las setas venenosas, utiliza una cesta de mimbre, corta las setas por su base (usando una navaja afilada), y revisar si en la zona elegida es necesario disponer de permisos especiales.

Una vez que lo tengas todo listo, ¡solo queda disfrutar!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *