Los pueblos de España donde mejor se come

Gorka Montiel-FLICKR

El turismo rural está muy ligado a la gastronomía y, como siempre decimos, no hay experiencia que se precie que no incluya una jornada gastronómica en la que disfrutar de los sabores clásicos y tradicionales.

Ya sea por los productos de la zona, por la forma de cocinarlos o por el cuidado emplatado de los establecimientos, hemos hecho una lista de los lugares de España donde mejor se come, y en los que tu paladar disfrutará de una fiesta de sabores y olores que te harán la boca agua.

Queridos lectores amantes del buen comer, hoy vamos a hacer una ruta gastronómica de norte a sur de España por los lugares con los platos más ricos y emblemáticos de la cocina española. Si a ti también se te está haciendo la boca agua, no nos enrollamos más. ¡Acompáñanos a disfrutar de estos templos de la gastronomía!

Ribadesella (Asturias)

Hemos hablado en alguna ocasión de la belleza de este pueblo que se ubica en Asturias pero hoy vamos a descubrirte también lo ricas que están sus recetas tradicionales.

Debido a su situación y al perfil de su terreno, Ribadesella es uno de los lugares perfectos para probar sus platos, principalmente enfocados a los productos del mar cocinados de diferente manera. Te recomendamos que pruebes su caldereta, el pixín en salsa o la merluza a la sidra, aprovechando dos de sus productos estrella.

Y por supuesto, no pierdas la oportunidad de degustar su famosa fabada asturiana.

Potes (Cantabria)

Partiendo de la base de que en Cantabria hay una riqueza gastronómica espectacular, nos desplazamos ahora hasta Potes, un pueblo en la comarca de Liébana al que acompañan las vistas de los Picos de Europa.

El terreno de Potes hace que puedas disfrutar de los productos más ricos a precios muy asequibles, lo que convierte a este pueblo en uno de los puntos a tener en cuenta para la ruta gastronómica. En cuanto a las recetas que puedes probar, por supuesto se encuentra el cocido lebaniego, uno de los platos centrales.

Como acompañamiento, no dejes de probar los quesucos de Liébana y para finalizar, atrévete con uno de sus licores artesanales.

Melide (La Coruña)

Este pueblo ubicado en la provincia gallega de La Coruña es uno de los reclamos para los turistas que buscan belleza y patrimonio entre sus calles. Un pueblo con mucho encanto y un legado histórico que merece la pena que disfrutes y que es, además, una de las paradas del Camino de Santiago.

La belleza del entramado de Melides la conoces pero, ¿qué hay de su gastronomía? Aquí destacan principalmente los dulces, y es que es una zona con una cultura repostera vasta donde vas a poder encontrar su famoso dulce melidense, así como otras elaboraciones como las roscas de entroido y las filloas.

Pero antes de pasar a los dulces, seguro que no te vas a poder resistir a probar un tradicional pulpo á feira.

Getaria (Guipúzcoa)

El País Vasco es sinónimo de tradición y cocina rica, y en Getaria vas a encontrar una mezcla de tradición, cultura y cocina que estamos seguros de que te va a atrapar.

Getaria es uno de esos pueblos de Guipúzcoa en los que merece la pena pasar unos días, ya que la belleza de su entramado requiere de una visita especial. Después de recorrer estos espacios, lo mejor es aprovechar para recargar pilas gracias a su rica gastronomía.

Entre los platos más famosos destacamos el pescado a la brasa, los pintxos y el pote. Y todo esto por supuesto, regado con un buen txacolí con Denominación de Origen.

Ezcaray (La Rioja)

Nos desplazamos ahora hasta el pueblecito de Ezcaray, en el que vas a poder disfrutar de la esencia de una zona riojana ubicada en el Valle del Oja, donde además de unos paisajes impresionantes y una cultura digna de conocer, podrás probar una gastronomía sobresaliente.

Sin pasar por alto que en este pueblo se han instalado varias estrellas Michelín, los productos de esta tierra hacen que sea un reclamo para los amantes de la gastronomía.

Entre los platos más ricos que tienes que disfrutar, destacamos el bacalao a la riojana, las chuletillas al sarmiento o la Sopa de Ajo riojana, sin olvidar que estamos en una tierra de vinos por excelencia, con los que acompañar la comida.

Sepúlveda (Segovia)

Nos desplazamos ahora hasta Castilla y León donde vas a poder disfrutar en la provincia de Segovia, de una jornada turística con encanto en el pueblo de Sepúlveda.

Y con jornada turística nos referimos al legado histórico que se respira en sus calles, a la belleza de su entramado original y perfectamente conservado y, cómo no, a una gastronomía tradicional en la que la carne y la leña hacen el tándem perfecto para que disfrutes del sabor.

Entre sus platos más tradicionales, destacamos el lechazo asado en los hornos tradicionales y los platos de cuchara, aunque también se cocinan muy bien los pescados. Para acompañar, ricos embutidos mientras que el toque dulce lo pone la deliciosa repostería.

Chinchón (Madrid)

La Comunidad de Madrid tiene joyas con tanto encanto como el pueblo de Chinchón que es sin duda, uno de los lugares que tienes que ver si estás de paso por la provincia.

Te vamos a proponer un plan: disfrutar de un día haciendo turismo por la zona, y recargar pilas en cualquiera de los restaurantes de la Plaza Mayor (una de las más bonitas), probando los platos tradicionales.

Uno de los platos más tradicionales de Chinchón y de toda la Comunidad de Madrid es el cordero asado, también a la leña, que deja un toque crujiente mientras que en el interior se concentra todo el sabor en la carne.

Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)

Nos desplazamos ahora hasta el sur de España, y nos encontramos junto al río Guadalquivir, el pueblo de Sanlúcar de Barrameda, al que la belleza de su casco urbano, con el clima y el entorno natural, ayudan para que sea uno de los destinos más conocidos.

La cultura arraigada que hay en Sanlúcar y sus fiestas, son la antesala de una gastronomía de diez que podrás probar en cualquiera de sus establecimientos.

Entre los productos que forman parte de su recetario nos encontramos con pescados y mariscos sacados directamente de su mar y alimentos de la huerta. Y para finalizar, un vino Manzanilla terminará una experiencia redonda en cuanto a gastronomía.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *