Las 5 mejores calas y playas de Mallorca

Mallorca

Mallorca es uno de los destinos por excelencia de turistas tanto españoles como extranjeros, de tal forma que triplica su capacidad en las temporadas altas.

Aunque también hay que decir que nunca, o casi nunca, tiene temporadas bajas, ya que como las temperaturas de la zona son tan agradables durante todo el año, cada vez son más comunes los viajes de interior en invierno hasta esta zona paradisíaca.

Mallorca es un paraíso y se rodea de algunas de las playas mejor consideradas y con vistas que transportan al Caribe. Pero nada tiene que enviarle, ya que el Mediterráneo le da ese toque distintivo que hace de la isla, un paraje único.

Hoy hacemos un recorrido por las cinco mejores calas de la zona. Prepárate las chanclas, el bañador y la toalla. El paraíso está muy cerca.

 

Es Trenc

 

Es Trenc

Es Trenc

 

 

Aquí siempre encuentras gente. Es una de esas playas que nadie quiere perderse y de las que todo el mundo habla. Sí, en este paraje nos encontramos, un arenal grande, extenso y muy cerca del municipio de Campos.

En cuanto a sus medidas, tiene una longitud de unos 3 kilómetros y espacio de ancho de más de 30 metros.

 

Es Trenc

Es Trenc

 

Las vistas en este arenal, del que cabe destacar que es el único que queda, son impresionantes, además se encuentra dentro de un espacio protegido, muy lejos de la acción del hombre (y que así siga).

Su arena casi blanca y sus aguas cristalinas recuerdan a las películas en las que vemos los mejores paisajes. Varios kilómetros en los que disfrutar de la exclusividad de un paraje casi virgen.

Una playa ideal para ir en familia, ya que su acceso es bastante sencillo y sus aguas no adquieren gran profundidad. En el exterior, aunque de pago, encontraréis aparcamiento.

 

Ses Fonts

 

Cala Mondragó

Cala Mondragó

 

Otra de las opciones para viajar en familia. Además de sus accesos sencillos y sus instalaciones cercanas, la diferencia con Es Trenc es que, en este caso el aparcamiento exterior es gratuito.

Se trata de una playa que representa a la perfección los paisajes mallorquines en los que las aguas azuladas y la arena fina y dorada ponen el escenario perfecto para disfrutar al máximo de las vacaciones.

 

Cala Mondragó

Cala Mondragó

 

Aunque bastante concurrida, este extenso arenal mire 70 metros de largo y 60 de ancho y guarda un encanto especial.

Para los más celosos de su intimidad, esta playa comunica con Cala Mondragó mediante un acceso que puede hacerse a pie o bien, nadando; aquí podréis encontrar algo más de calma y la misma espectacular panorámica.

Además, la ubicación le da un extra en cuanto a belleza. Se encuentra dentro del Parque Natural de Mondragó, uno de los lugares ideales en los que disfrutar del senderismo. Pasear entre bosques de acebuches o sabinas, mientras se contemplan los varaderos y las torres defensivas es una de esas experiencias que puede vivirse en esta zona perteneciente al municipio de Santanyí.

 

Sa Calobra

 

Morfheos-FLICKR

Morfheos-FLICKR

 

Uno de los parajes más espectaculares de la isla es el que forma esta pequeña e impresionante cala.

Para llegar a ella el acceso es complicado, con una carretera de por medio aunque, te recomendamos que llegues hasta ella en barco, una de las opciones más cómodas y que te quitarán algún quebradero de cabeza.

 

Sa Calobra torrente

Sa Calobra torrente

 

Su arena se extiende en un total de 30 metros y es la mitad de ancha. Y aunque parece pequeña, merece la pena descansar con las mejores vistas de los acantilados que la protegen, y que hacen de ella uno de los lugares de la costa más fotografiados.

Además, otro de sus atractivos es la desembocadura de Pareis, un torrente de la zona al que se llega a través de un camino de unos 300 metros que pasa por un estrecho túnel y tiene como meta una pequeña playa de cantos rodados.

Es una de sus espectaculares vistas, aunque como siempre decimos, mejor verlo en persona.

 

Formentor

 

Formentor con vistas

Formentor con vistas

 

Formentor es una de las playas más concurridas, tanto en temporada baja, donde se puede ver a los ciclistas que descansan en este arenal; como en temporada alta, donde nadie quiere perderse sus espectaculares vistas.

Tiene un kilómetro de longitud y aunque, sus 12 metros de ancho le hacen ser una de las más estrechas, Formentor se gana cada año el favor de más turistas.

 

Cabo de Formentor

Cabo de Formentor

 

Tiene bandera azul, por la calidad de sus aguas así como de su arena, y a su alrededor hay restaurantes y tiendas de souvenirs.

Recomendamos no perder la oportunidad de visitar el cabo de Formentor, que se encuentra muy cerca de esta playa y que deja unas vistas espectaculares. Especialmente al atardecer.

 

Cala Varques

Cala Varques

Cala Varques

Una de las zonas que aún conservan el encanto de lo poco masificado pone el punto final a nuestra escapada playera.

Nos encantan los sitios que no están muy concurridos y en los que se puede disfrutar de la naturaleza en estado puro, y esta cala reúne todos esos requisitos, aunque es cierto que el precio a pagar por ello es un complicado acceso en el que deben estar presentes constantemente la habilidad y el equilibrio.

Morfheos-FLICKR

Morfheos-FLICKR

Forma parte del municipio de Porto Cristo, del que ocupa 70 metros de largo y unos 50 aproximadamente de ancho. Su arena es fina, y frente a ella unas aguas cristalinas ponen el broche de oro a este espacio paradisiaco.

Los acantilados parece que intentan protegerla a la vez que crean la magia de Cala Varques. Además, es uno de los lugares preferidos para los espeleólogos, que encuentran en sus galerías subacuáticas el lugar de estudio perfecto.

En definitiva, Mallorca es única y aún quedan muchos sitios por explorar, a nosotros ya nos ha picado el gusanillo. Y tú, ¿te apuntas?

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

¿Te ayudamos? 91 790 790