Las montañas más altas de España

Abel Maestro Garcia-FLICKR

España es un país con una diversidad geográfica muy amplia donde se reparten gran variedad de sistemas montañosos a lo largo y ancho del país, desde elevadas cumbres a sistemas con una altitud algo más modesta.

¿Quieres saber un dato curioso? Pues es que, después de Suiza, somos el país europeo que posee la mayor altitud media con un total de 273 picos, algunos de ellos superando los 3000 metros de altitud.

La gran mayoría sabemos que el Teide, en las Canarias, es el primero de la lista, pero más allá de este pico, hay una larga lista de grandes cumbres que no tienen nada que envidiarle, y sobre todo, son de una espectacular belleza, no solo por sus las increíbles vistas, sino por su riqueza en flora y fauna.

Así que nos ponemos en modo profesorado, y repasamos algunas de las montañas con más elevación de España.

Coge tus botas de montaña, que arrancamos… ¡síguenos!

TEIDE

Es obvio que íbamos a empezar nuestra lista por el pico más alto de España, y es que la altitud de El Teide alcanza los 3718 metros, dando nombre al Parque Nacional del Teide, uno de los más visitados en toda Europa.

Se encuentra situado fuera de la península, en las Islas Canarias y más concretamente en la isla de Santa Cruz de Tenerife.

No solamente se trata de una cumbre, sino que es un volcán, uno de los más altos a nivel mundial también, que, en principio se cree que está dormido, habiendo sido su última erupción en el año 1909, aunque geólogos, en recientes estudios, aseguran que sigue en activo.

Si te animas a subir hasta su cráter, durante el recorrido podrás observar un paisaje que recuerda mucho a esos parajes lunares de una singular belleza, pero eso sí, asegúrate de llevar un calzado adecuado, ya que en su zona más alta, el suelo aún sigue caliente.

MULHACÉN

En este caso, viajamos hasta la Cordillera Penibética de Sierra Nevada, en la provincia de Granada, y en su caso, con 3479 metros de altitud, cuenta en su haber con varias marcas: es el pico más alto de la península, el segundo más alto de España y el tercero más alto de Europa.

Para los aventureros que se atrevan a subir hasta su cima, la recompensa es una espectacular panorámica y si se hace muy cuesta arriba el recorrido, nunca mejor dicho, a medio camino se encuentra el refugio de Poqueira donde se puede hacer noche.

ANETO

Esta montaña, con 3404 metros, es la tercera cumbre más elevada del territorio español, situándose en los Pirineos Aragoneses, dentro del Parque Natural de Posets-Maladeta (Huesca).

Es uno de los picos más visitados, ya que la subida no es excesivamente complicada, siempre que se vaya con buen equipo y cuidado, y, además, alberga el glaciar más extenso en todo El Pirineo, ofreciendo un paisaje de gran belleza.

MONTE PERDIDO

¿Te suena su nombre y no sabes de qué? Probablemente sea porque cede su nombre al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, uno de los rincones más espectaculares de los Pirineos, por lo que cuenta entre sus títulos el de Reserva de la Biosfera o Patrimonio Mundial de la UNESCO, entre otros.

La altitud de esta montaña llega a los 3355 metros, y, aunque se encuentra en la séptima posición, no queríamos dejar pasar la oportunidad de darle visibilidad, puesto que tanto la montaña como el parque son de una auténtica belleza salvaje, destacando, especialmente la Ruta de las Cascadas, que atraviesa exuberantes bosques de hayas y pinos, dejando entre ver, en algunos lugares, vertiginosos saltos de agua.

Además, si visitas esta zona, podrás conocer preciosos pueblecitos escondidos entre sus paisajes como Torla, Broto, Bielsa o Aínsa, donde su arquitectura tradicional de montaña enamora a cualquier viajero.

VELETA

Volvemos hacia atrás en la lista, hasta el puesto número cuatro, situado en el Parque Natural de Sierra Nevada (Granada), con una elevación de 3396 metros sobre el nivel del mar.

Aunque, quizás, su nombre no suene demasiado, es bastante conocido por acoger varias pistas de esquí de la estación de Sierra Nevada, por lo que la afluencia de gente, especialmente en invierno, es bastante alta.

Su nombre se podría asociar con las veletas de viento, pero nada tiene que ver, puesto que tiene origen en la palabra árabe balata, que significa tajo o cortado, los cuales son muy habituales en su silueta.

POSETS

Encontramos este pico en sexta posición, con una altura de 3371 metros, viajando de nuevo hasta Los Pirineos, en el Parque Natural de Posets-Maladeta, en la provincia de Huesca.

También es conocida como Tuc de Llardana, y dentro de la cordillera pirenaica es la segunda montaña más alta, tras el pico Aneto.

Ofrece unos bellos paisajes a medida que se realiza su ascenso a través del recorrido conocido como la Ruta Real, y por esta misma razón, es una de las cumbres más visitadas dentro de este parque natural.

PUIGMAL

Avanzando un poco más en el listado, encontramos, en el puesto catorce, este pico de 2913 metros, ostentando el título de ser la montaña más alta de Gerona.

Se encuentra entre dos comarcas, la del Ripollés y la Cerdaña Francesa, dentro de los Pirineos Orientales, y en época estival, suele ser un lugar bastante visitado ya que es una zona ideal para disfrutar de sus paisajes durante un viaje familiar, por ejemplo.

TORRE DEL LLAMBRIÓN

Hasta ahora, el mérito de albergar las cumbres más altas del país se las suelen llevar Los Pirineos o Sierra Nevada, pero más allá de estas dos cordilleras, también hay altitud, en nuestro caso.

La Torre del Llambrión forma parte de la Cordillera Cantábrica, en concreto, de los Picos de Europa, situándose en la vertiente leonesa, con 2617 metros de altura y con la decimoséptima posición.

Es de una asombrosa belleza, por sus escarpados paisajes, donde paredes casi verticales, salientes y recortados, forman el conjunto perfecto para los enamorados de la escalada.

Lo que te hemos mostrado es un aperitivo de la inagotable riqueza de los sistemas montañosos que forman parte de nuestros paisajes, pues si tuviésemos que seguir con la lista nos eternizaríamos.

Somos un país donde altas cumbres se funden con el cielo, ofreciendo unas vistas de infarto, como has podido ir comprobando, así que… ¿te apetece un viaje hacia las nubes?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *