Las mejores casas rurales con bodega

dr_tr-FLICKR

Disfrutar de unos días en una casa rural es un plan que siempre apetece, pero si además tenemos la opción de aprovechar, sin movernos del alojamiento, para hacer una visita a una bodega o una cata de vinos, el plan se vuelve perfecto, ¿verdad?

Si eres un amante del mundo del vino, o simplemente quieres disfrutar de un experiencia diferente y muy completa en una casa rural, no dejes de leer porque te vamos a proponer algunas opciones para alquilar la mejor casa rural con bodega en la que vivir desde dentro, el enoturismo.

Hoy queremos enseñarte las 10 mejores casas rurales que tienen entre sus instalaciones bodega, viñedos y salas de cata para aprovechar al máximo el viaje. ¿Preparado para la experiencia, querido sumiller?

Caserío Areta Etxea (Álava)

Esta casa rural cuenta con su propia bodega, y forma parte del casco histórico del pueblo de Salinillas de Buradón, en plena Rioja alavesa, por lo que no cabe duda de que está en el lugar perfecto para disfrutar del vino.

El alojamiento rural es ideal para grupos que, si quieren aprender un poco más sobre el mundo del vino, tendrán la posibilidad de hacer visitas guiadas tanto por las bodegas del propio alojamiento, como por sus viñedos, aprendiendo un poco más sobre el proceso de elaboración del vino y sus particularidades.

Si queréis, también se pueden reservar comidas o cenas en la propia bodega, así como hacer alguna cata.

Agroturismo Valdelana (Álava)

Seguimos en la Rioja alavesa donde, como no podía ser de otra manera, podrás disfrutar de un alojamiento con encanto en el que el vino y el turismo rural se mezclan para dar como resultado una de las mejores experiencias en la población de Elciego.

Se trata de una antigua bodega del siglo XV, reconvertida en alojamiento rural para que puedas pasar unas vacaciones perfectas, pero sin olvidar su pasado enológico, ya que aún conserva parte de sus viñedos, así como la bodega en la que hoy en día se siguen produciendo vinos. Unos vinos que además, podréis probar y disfrutar no sólo su sabor, si no también todo el proceso de elaboración.

Con la reserva de las habitaciones está incluido un tour por todas estas instalaciones para que no te pierdas nada y puedas aprovechar la estancia al máximo.

Señorío de las Viñas (Álava)

Nos desplazamos ahora hasta la población de Laserna donde nos encontramos con un alojamiento ideal para disfrutar de una experiencia enológica inolvidable en la Rioja alavesa, donde podrás descansar, disfrutar del paisaje, y aprovechar para sumergirte en el mundo del vino.

Entre sus instalaciones se descubre una bodega privada del siglo XIX en la que se elaboran varios vinos con D.O Rioja y que los huéspedes pueden visitar, así como combinar con una cata de estos productos que llevan trabajando hasta cuatro generaciones de la familia.

Pero las actividades no sólo se realizan en el interior, y es que también podrás pasear por los viñedos que se ven desde el interior del alojamiento, y conocer en primera persona, todos los procesos de la uva hasta convertirse en ese delicioso vino.

Vinosobroso (Pontevedra)

Este relajante hotel rural con encanto se localiza dentro de la zona de Mondariz, y muy cerca de su famoso balneario, por lo que puedes imaginar, si te alojas en cualquiera de sus cinco habitaciones, la experiencia relajante que puedes tener.

Después de descansar en tu habitación -con nombre de vino, por supuesto- puedes hacer una visita a la bodega que hay junto al alojamiento, en la que podrás conocer un poco más a fondo el proceso de elaboración desde que llega la uva, hasta que se sirve en la copa.

Pero en la bodega, además de conocer cómo es la producción, podrás disfrutar de una cata comentada de sus vinos, así como cursos en relación a este mundo. Y si te quedas con ganas de saber más, ¡pásate por su biblioteca!.

Bodega Enoturismo Lagar de Besada (Pontevedra)

Sin movernos de la provincia gallega pero, en este caso, dentro de la población de Meaño, encontramos la siguiente opción de alojamiento con bodega.

Este hotel rural cuenta con un total de seis habitaciones para que puedas descansar, y recargar pilas para disfrutar del enoturismo en un alojamiento que atesora una tradicional bodega familiar en la que se lleva trabajando el vino más de 40 años.

Productores principalmente de albariño, cuentan entre sus instalaciones con un Wine Bar en el que disfrutar por tu cuenta de una botella de sus cosechas, o reservar una cata dirigida de una selección de cuatro de sus vinos junto con aperitivo.

¿Que prefieres conocer a fondo todo el proceso? También tienen la opción de hacer un recorrido por todas sus instalaciones, tanto en el exterior, como en la bodega.

Hotel Rural Bodega El Moral (Badajoz)

Ubicado en un espacio aislado en la población de Ribera del Fresno, este hotel rural cuenta, además del alojamiento, con una actividad principal que es la dedicación a sus viñedos que permiten disfrutar de los mejores sabores en sus vinos de producción propia.

Se trata de un antiguo cortijo con dos siglos de antigüedad en el que puedes elegir entre sus diferentes habitaciones, así como entre las actividades que ofrecen dentro del propio hotel.

Para ti que eres amante de los vinos, será como una auténtica experiencia enoturística probar el sabor de los caldos de Extremadura, y desconectar en un ambiente lleno de paz. Podrás disfrutar de una visita a los viñedos, y una cata posterior en sus salas, acompañada de una cena. Ellos se adaptan a ti, y a tus necesidades, creando eventos a medida en los que el vino siempre es protagonista.

Pago de Trascasas (Valladolid)

Nos desplazamos ahora hasta lo que se conoce como Tierra de Vinos, y hacemos una parada en la población de Cubillas de Santa Marta, en la que vas a poder alojarte en este hotel con encanto que tiene la posibilidad de disfrutar del enoturismo a fondo.

Junto al alojamiento se encuentra la bodega que puedes disfrutar desde dentro en un tour explicativo en el que se detalla cada proceso para la elaboración del vino que, en este caso, tienen D.O Cigales. Además, podréis conocer a través del sabor cuál es el resultado en su sala de catas, en la que os presentarán tintos y rosados.

Una experiencia única en la que el turismo rural y el enoturismo se dan la mano y que estamos seguros de que vais a recordar.

Hotel Enoturismo Mainetes (Albacete)

Para los que que viajáis por la provincia de Albacete este hotel rural es perfecto para disfrutar del vino. Se encuentra dentro del municipio de Fuente-Álamo y ofrece varias actividades para los huéspedes relacionadas siempre con el enoturismo.

El hotel cuenta con SPA, flotarium y catorce habitaciones de diferentes tipos, para que elijas la que más te guste, igual que también podrás elegir cuál es la actividad que quieres hacer. La experiencia será muy gratificante y además, es perfecta para los amantes de la gastronomía.

Entre sus instalaciones nos encontramos con los viñedos, con la bodega donde podréis hacer visitas y después, con la posibilidad de hacer alguna cata. Y si te queda alguna duda, tienen un museo del vino en el que te enseñan el proceso en los diferentes periodos de la historia.

Hotel Rural Entreviñas (Valencia)

Nos desplazamos hasta la Comunidad Valenciana en la que también saben mucho de experiencias de enoturismo y turismo rural, en un combo perfecto que tiene este hotel ubicado en Caudete de las Fuentes, en el que disfrutar del descanso, y también del sabor.

La finca en la que se encuentra este hotel con encanto cuenta con más de 400 hectáreas de cultivo ecológico a la que pertenecen las Bodegas Nodus, donde se realizan todas las actividades relacionadas con el vino.

En ellas, vas a poder tener la oportunidad de hacer un recorrido desde que llega la uva, hasta que se almacena en las cubas y posteriormente descansa en las barricas. Lo que hay dentro de ellas, podrás probarlo si decides hacer una cata sus mejores vinos en las salas acondicionadas para ello. ¡Te encantará!

Alojamiento El Majuelo (Tenerife)

Volamos directos hasta nuestra última opción enclavada en el Valle de la Orotava, que es también, uno de los principales productores de vinos. Queremos que tengas varias opciones y por eso, te damos la bienvenida a esta impresionante casa rural con bodega para disfrutar del vino de la zona.

Es un alojamiento perfecto para familias que quieran conocer a fondo cómo se produce el vino tinerfeño ya que entre sus instalaciones cuenta con una bodega en la podréis hacer una visita guiada tanto por el interior, como por los viñedos que decoran los exteriores de la finca.

Además, dentro de su bodega hay un espacio con un barril enorme y varias sillas, donde comenzará una cata de vinos de la zona inolvidable.

Como ves, turismo rural y vino muchas veces se unen y además, lo hacen para ofrecer a los huéspedes experiencias para no olvidar nunca.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *