Escapadas a menos de 2 horas de Madrid

Drawnfu_Flickr

Hay ocasiones en las que no tenemos todo el tiempo que nos gustaría para viajar, u otras en las que nos falta presupuesto para visitar lugares lejanos. Pero amigos, vivir en la capital de España tiene una gran ventaja, y es que no es necesario irse demasiado lejos para disfrutar de entornos de lo más especiales.

Para que podáis planificar un fin de semana con amigos o en pareja, o simplemente para echar el día sin perder demasiado tiempo en la carretera, hoy os traemos escapadas a menos de 2 horas de Madrid.

¿Preparado para el viaje?

Aranjuez

JoaquinAranoa_Pixabay

JoaquinAranoa_Pixabay

Viajamos hasta el sur madrileño para mostraros una ciudad que apenas necesita presentación. Situada al sur de la capital, a unos 50 minutos de trayecto, Aranjuez presume de tener uno de los Palacios Reales más hermosos de toda España. Pero para mayor encanto, se rodea de Jardines por los que pasear es todo un sueño.

Tras disfrutar de la visita cultural, podéis aprovechar para conocer la naturaleza recorrida por el curso del río Tajo, y disfrutar de los productos gastronómicos de la región, donde son muy conocidos sus fresas y fresones. Un dulce final para un día redondo.

San Lorenzo de El Escorial

Falco_Pixabay

Falco_Pixabay

Nos desplazamos hacia la Sierra de Guadarrama para hacer una parada en San Lorenzo de El Escorial, a unos 47 kilómetros de la capital.

Allí se sitúa el imponente Monasterio de El Escorial, una obra de más de 30.000 metros2 repleta de mitos y leyendas que dan muestra del carácter del díscolo Felipe II.

Para completar el recorrido histórico, podéis visitar el Valle de los Caídos, construido en conmemoración de la Guerra Civil, y las Casitas del Príncipe y del Infante, ambas de estilo neoclásico.

Cercedilla

Javier Costas Franco_Flickr

Javier Costas Franco_Flickr

Si queréis combinar el turismo histórico con el natural, no hay un mejor lugar para ello que Cercedilla, situada a 57 km de Madrid. Y es que, el municipio fue creado en la antigüedad como lugar de paso de la calzada romana, de la que aún se conservan restos.

Pasear por las calles de Cercedilla es recorrer los paisajes que inspiraron a artistas de la talla de Quevedo. Y no nos extraña, porque además de contar con hermosas casas de arquitectura tradicional, la localidad se enmarca entre la belleza de los montes de Guadarrama, como el de los Siete Picos o La Peñota.

Entre los montes salen numerosas rutas para hacer a pie o en bicicleta. Además, en verano no hay nada mejor que premiarte con un baño en las piscinas naturales.

Segovia

Edgardo W. Olivera_Flickr

Edgardo W. Olivera_Flickr

Salimos de la provincia de Madrid para poner rumbo a Segovia, una ciudad que encontraréis a tan solo 90 km de Madrid.

Seguro que lo primero que se os viene a la cabeza al hablar de Segovia es su característico acueducto romano, que por sí solo ya es motivo suficiente para hacer una visita a la ciudad.

Pero Segovia es mucho más: el Alcázar, la catedral de Santa María, sus innumerables iglesias y conventos…forman un impresionante conjunto histórico declarado como Patrimonio de la Humanidad. ¿Y para comer? Nada mejor que su tradicional cochinillo.

Toledo

Steven_yu_Pixabay

Steven_yu_Pixabay

De Castilla-La Mancha nos trasladamos a Castilla-León, haciendo una parada en la ciudad de Toledo, a unos 70 kilómetros de la capital.

Ciudad de espadas y caballeros, Toledo puede alardear de contar con uno de los cascos antiguos mejor conservados de todo el país, donde la mezcla de la cultura cristiana con la musulmana y la judía, ha hecho posible que lleguen hasta nuestros días lugares tan impresionantes como el Alcázar de Toledo, la Sinagoga del Tránsito o el Museo de El Greco.

Está claro que cada iglesia y edificio toledano cuenta una historia digna de ser escuchada, pero lo que más nos encanta de esta ciudad es que es un auténtico museo al aire libre, no hay una calle que no tenga su encanto ni un solo rincón con una belleza mágica.

Ávila

Jackman34_Pixabay

Jackman34_Pixabay

Continuamos recorriendo Castilla y León para escapar a la capital más alta de España: Ávila. Y es que, esta ciudad amurallada se sitúa a más de 1.100 metros sobre el nivel del mar. Se encuentra a 115 km de Madrid, contando con excelentes comunicaciones por carretera.

Construida entre los siglos XI y XIV, la muralla medieval que rodea a la ciudad es una de las mejor conservadas de Europa. Pero su interior no tiene desperdicio: entre los lugares imprescindibles de vuestra visita, no os podéis perder la Catedral, la primera de estilo gótico de toda España; la Basílica de San Vicente, de arte románico; o la Torre de los Guzmanes, que sirvió de edificio defensivo en el siglo XVI.

Para terminar el día con buen sabor de boca, os recomendamos disfrutar de un buen chuletón de Ávila y poner el punto dulce con las yemas de Santa Teresa.

La Granja de San Ildefonso

Javier Lastras-FLICKR

Javier Lastras-FLICKR

Te va a sorprender desde el primer momento, cuando vas a poder disfrutar de las buenas vistas y la tranquilidad que reina en la zona.

Un castillo del siglo XVIII te dará la bienvenida, por el que podrás pasear, y disfrutar un poco de la historia y la cultura en la zona.

Por supuesto, no dejes de darte un buen festín de judiones, el plato más típico de su gastronomía. Merece la pena.

Cultura, naturaleza, buena gastronomía…con estos destinos ya no tienes excusa para hacer una escapada en la que desconectar del estrés de la ciudad y recargar las pilas al máximo. ¡Volverás a la rutina como nuevo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ayudamos? 91 790 790