Turismo rural en La Palma después del volcán Cumbre Vieja

European Space Agency-FLICKR

Tres meses ha durado activa la erupción volcánica del Cumbre Vieja en La Palma. Un total de 85 días de angustia para los palmeros que ahora sólo piensan en cómo empezar de nuevo. Un paisaje completamente diferente y cuya principal protagonista es ahora, la colada volcánica que atrae a miles de turistas que quieren comprobar con sus propios ojos cuáles han sido los efectos de esta actividad volcánica.

Lo cierto es que La Palma siempre ha sido uno de los reclamos turísticos en nuestro país, y es normal teniendo en cuenta que se le considera como La isla Bonita. Un paraje que reúne bosques, playas y volcanes que merecen una visita y bien valen un viaje.

Pero, después de la tragedia, ¿qué hacer para ayudar a La Palma? Viajar. Y es que aunque parezca mentira, la afluencia turística no ha cesado durante la inesperada actividad del Cumbre Vieja, teniendo su récord durante el pasado puente de diciembre.

Si bien es cierto, hay que hacerlo con mucha precaución y dejando a los equipos trabajar para devolver a la isla su esplendor, y por supuesto, sin acercarse de más a la colada volcánica, La Palma sigue siendo un destino ideal para unas vacaciones.

Si te estás planteando hacer un viaje para admirar la belleza, ahora modificada, de esta isla canaria, te recomendamos algunos lugares para disfrutar de ella.

El Mirador de Tajuya

Se ha convertido en destino de peregrinaje para los palmeros que observaban con horror los coletazos que dejaba el Cumbre Vieja y también para los curiosos que contemplaban cómo se iba modificando el perfil de la isla.

Tras dar por finalizada la actividad del volcán el pasado 13 de diciembre, es el punto más visitado de la isla y de hecho, lugar de encuentro para los residentes, periodistas que hacen conexiones en directo, y turistas que llegan incluso en crucero. Si viajas hasta La Palma, tienes que visitarlo.

El Roque de los Muchachos

Ubicado dentro de uno de los 15 parque nacionales con los que cuenta nuestro país, el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, se encuentra el Mirador del Roque de los Muchachos, que se ubica en la zona de mayor altitud de la isla, desde la que las vistas son impresionantes.

Antes del volcán se podía acceder hasta él en coche, pero en la actualidad existen algunas restricciones por carretera que te invitamos a que consultes antes de comenzar el viaje. Es probable que tengas que dejar el coche en un punto y continuar andando.

El Observatorio

Se encuentra también dentro del Parque Nacional, y es un observatorio astrofísico en el que, antes del volcán, se concertaban visitas y se aprendía a interpretar el cielo. Las cenizas que ha desprendido el volcán hicieron que este lugar casi ni se viera.

La erupción en esta zona se ha notado considerablemente, y debido a la contaminación en el ambiente en la actualidad, las visitas han quedado suspendidas, aunque sí te recomendamos que te acerques a los alrededores y disfrutes de la panorámica que dejan los imponentes telescopios.

El Bosque de Los Tilos

Uno de los lugares que hacen olvidar la actividad del volcán es este espectacular paraje considerado Reserva Mundial de la Biosfera en el que te adentras para disfrutar de la intensa vegetación de la isla.

Está repleto de tiles y helechos que podrás contemplar desde cualquiera de los senderos que recorren esta postal de cuento. Algunos saltos de agua y más de una decena de túneles son un recorrido que merece la pena disfrutar en La Palma.

Como ves, tras los restos del horror causado por el volcán, la isla sigue teniendo su encanto y por supuesto, rincones mágicos donde disfrutar del turismo rural. Y esto es sólo una pequeña muestra de ello.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *