Los pueblos más bonitos de Orense

Jose Luis Cernadas Iglesias-FLICKR

Visitar la provincia de Orense es siempre un buen plan, y es que el turismo rural en esta zona, combina a la perfección naturaleza y patrimonio, ofreciendo una experiencia única para los visitantes.

Hoy queremos mostrarte algunos de los pueblos más bonitos de Orense, para que disfrutes de la magia que hay en cada uno de ellos, y puedas recorrerlos disfrutando de una zona tranquila de nuestro país en la que la belleza está siempre presente y será sin duda, una fiesta para los sentidos.

¿Te vienes con nosotros a conocer los pueblos más bonitos de Orense? Toma nota porque seguramente encuentres tu próximo destino de vacaciones.

Allariz

Empezamos por uno de los pueblos con más encanto de Orense, y con una ubicación que merece la pena disfrutar, en plena ribera del Arnoia.

Es Conjunto Histórico Artístico por la belleza de su entramado y por la importancia de un patrimonio que nos traslada la época medieval, en la que aún resuenan leyendas e historias de caballeros y reyes de nuestra historia, como Alfonso X El Sabio, que encontró aquí su residencia eventual.

Entre los elementos que componen su patrimonio destacamos la iglesia de Santiago, que muestra a la perfección la corriente románica gallega, y que data del siglo XII. Pero no es el único estilo que encontrarás en Allariz, y es que en el Convento de Santa Clara, podrás disfrutar del estilo barroco.

Vilanova de los Infantes

Este pueblo pertenece a la localidad de Celanova, y aunque tiene un tamaño reducido, en su interior vas a poder encontrar numerosos puntos de interés impregnados de una esencia medieval todavía presente que se respira en todos sus rincones.

Conserva el trazado original de la época, adornado con casas de arquitectura típica, y edificios singulares construidos en piedra. Además, debido a la zona en la que se encuentra, podrás ser testigo en primera persona, de un conjunto de hórreos.

Entre los puntos de interés tenemos la torre fortificada, que es lo que queda de su antigua fortaleza, además de la iglesia de San Salvador, o el Santuario de la Virgen del Cristal, una visita ineludible a pesar de estar a las afueras.

Ribadavia

También de carácter medieval, es quizás uno de los pueblos más conocidos, ofreciendo siempre actividades para todos los gustos, que te permitirán conocer patrimonio, naturaleza y ocio.

Entre los puntos de interés que no te puedes perder, y haciendo referencia a esa historia medieval, destacamos la antigua fortaleza, que data del siglo XV, el barrio judío del siglo XI o en pleno centro, la Casa Consistorial que es del siglo XVI.

Como curiosidad, destacar que este pueblo llegó a ser sede del Reino de Galicia y, si te gustan los vinos, en los alrededores vas a poder disfrutar de paisajes repletos de viñedos y aprovechar para catar alguno de sus vinos Ribeiro.

Castro Caldelas

Ubicado en la comarca de Tierra de Caldelas, este precioso pueblo cuenta también con un ambiente medieval del que disfrutar en un paseo por sus calles.

Las calles, empedradas y al abrigo de los paisajes que deja la Ribeira Sacra, cuentan con algunas construcciones típicas en las que la pizarra en los tejados y las galerías se suceden paso a paso. Su patrimonio también es digno de admirar, y entre los elementos más importantes nos encontramos con el castillo, una fortaleza construida en el siglo XVI por orden del Conde de Lemos que le aporta majestuosidad al pueblo.

Las iglesias de Santa Isabel y de la Virgen de los Remedios terminan de componer uno de los mejores destinos para disfrutar del turismo rural en Galicia.

Pazos de Arenteiro

Si antes hablábamos de uno de los pueblos más conocidos, ahora lo vamos a hacer de esos grandes desconocidos, como es el caso de Pazos de Arenteiro, con una panorámica que cuenta con numerosos viñedos que dejan una postal llena de encanto.

Este pueblo apenas alcanza los 100 habitantes que tienen la suerte de disfrutar de lugares como la iglesia de San Salvador, de estilo románico. Además de esto, paseando por sus calles vas a encontrar algunos pazos, típicos de la zona en la que está, que aún conservan grabados de la época de dominación judía y árabe.

O Carballiño

¿Buscas conocer patrimonio? ¿Quizás relajarte? Pues entonces has llegado al lugar adecuado y es que, O Carballiño ofrece puntos de interés cultural y planes para relajarse. Te lo contamos.

Entre los elementos que no te puedes perder dentro de su territorio, te recomendamos que visites el Templo de Veracruz, que data del siglo XX y en el que se puede contemplar una buena mezcla de diferentes estilos arquitectónicos. Una de las mejores muestras del patrimonio monumental con el que cuenta Galicia.

Y después de hacer una ruta por su entramado, nada como disfrutar de una jornada de relax en cualquiera de los balnearios que hay en los alrededores; algunos, los más antiguos de la parte norte de España.

Celanova

Ponemos punto y final a esta ruta por los pueblos más bonitos de Orense ofreciéndote un destino que tiene patrimonio y opciones para disfrutar en la misma medida.

En el interior de este pueblo poco conocido, nos encontramos con el Monasterio de San Rosendo, que tuvo su origen durante la Edad Media y que hoy se puede visitar. Disfrutar de este rincón es uno de los mejores planes que puedes hacer en la provincia gallega de Orense.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *