Casas rurales con gimnasio para no parar ni en verano

midiman-FLICKR

Durante el resto del año, el ser humano se prepara para la misión más importante del verano sacrificando comidas dignas de buffet en pos de una dieta sana, y algo de su tiempo con el fin de completar su objetivo: la operación bikini.

Todos nos hemos mirado al espejo pensando cómo nos sentaría ese bañador que tanto nos gustó en el escaparate, y más de uno se ha sentido realizado al ver que le quedaba de fábula. Pero claro, en cuanto salimos, los esfuerzos de la operación bikini se disipan.

Aún así, podemos entender a aquellos que no quieran renunciar a esos cuerpos surferos con los abdominales que tanto cuesta sacar, y esos bíceps atléticos que permiten levantar a un perro de raza grande como si aún fuera un cachorrillo.

El que quiera tener su cuerpo de hot girl/boy summer los 365 días del año está en todo su derecho de hacerlo.

Para los valientes que se resisten a perder el cuerpazo de verano, os vamos a recomendar unas cuantas casas rurales con gimnasio para que no perdáis el ritmo ni el tipo que tanto esfuerzo os ha costado moldear.

1. La Casa de las Abuelas

Que no engañe el nombre porque no es una casa solo para señoras mayores. Este alojamiento se encuentra en Chichón, en la Comunidad de Madrid.

Se trata de una vivienda grande que puede alojar hasta a 32 personas, así que podrás hacer vida comunitaria compartiendo su pequeño gimnasio con los otros huéspedes que estén dispuestos a seguir de lo más fit durante las vacaciones.

Cuenta con equipamiento tal como cinta para correr, barras de apoyo perfectas para los que no se quieran forzar de más tras una lesión, una barra para hacer dominadas y algunos aparatos más para que no te olvides de ninguna zona del cuerpo.

Además, para rehabilitar los músculos cansados también cuenta con un spa en el que podrás relajarte tras una sesión de ejercicio. Puedes hacer una ruta por el baño turco, el jacuzzi, y finalizar con un rato de sudoración en la sauna para tomar luego una ducha y un tentempié fresquito.

Además, si te entra el gusanillo por el deporte al aire libre, siempre puedes recorrer Chinchón y ver algunos de sus lugares más bonitos, como la Plaza Mayor o la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

2. Casa Rural Valle Secreto

Esta casa rural te está esperando en Torremocha (Cáceres). Es una casa grande que se alquila de forma íntegra, perfecta para viajes con familias numerosas y niños porque también cuenta con zona de juegos, y diversiones tales como una camilla elástica, pingpong, y futbolín.

Y no os preocupéis, deportistas, que la casa también es para vosotros. En el gimnasio de la misma podréis encontrar bicicletas estáticas y elípticas. También hay unos juegos de mancuernas para mantener los bíceps, los tríceps y todo tipo de “-íceps”.

Incluso cuenta con una moderna máquina de vibración para deshacerse de la grasa a base de tembleques. Lo último de lo último en maquinaria deportiva.

Además, para esos momentos de relajo que también te mereces, cuenta con bañera de hidromasaje y consolas para entretenerse en el salón echando una partida al videojuego que elijas.

3. Casa Vall

Esta casa se encuentra en la ciudad de Xixona, Alicante. Y si te lo estás preguntando, sí, es el sitio de donde sale el turrón, ¡pero no puedes pensar en eso ahora mismo, que hay que mantener la figura!

Resiste la tentación y disfruta de todas las facilidades que te ofrece esta casa. Si por algún casual te llevas unos bocaditos de turrón al cuerpo, no te preocupes mucho porque podrás quemarlo en su estupendo gimnasio. En el mismo podrás encontrar varios aparatos como una bicicleta estática y una máquina para hacer brazos.

Y hablando de quemarse, puedes utilizar la cabina de rayos UVA de la casa, siempre con responsabilidad, claro. De todos modos, estando en Alicante, lo más normal sería pillar los rayos del sol al natural, y cómodamente en la playa, ¿no?.

De hecho, si no te gusta estar encerrado en casa también tienes la opción de tomar una bicicleta de alquiler y pedalear hasta la costa, que está a unos 15 kilómetros. No es un mal recorrido de ida y vuelta si te das un chapuzón en el Mediterráneo de por medio.

4. Abejaruco

También hay opciones para los que estáis planeando unas vacaciones en la montaña. Si te agrada la idea de pasar una estancia junto a la sierra de Gredos, os recomendamos esta casa en Cuevas del Valle (Ávila).

Esta casa se alquila por habitaciones, contando con capacidad para unas 27 personas. No solo cuenta con un completo gimnasio con varios tipos de máquinas y paredes de espejo, sino también con una sauna para terminar la sesión y salir relajado.

Además, si no te convence la opción del ejercicio en un entorno cerrado, también puedes hacer unos largos en su piscina al aire libre.

No te será difícil completar tu rutina healthy, porque además la casa cuenta con un huerto ecológico y un gallinero del que podrás tomar huevos frescos. Nada mejor para hacer la dieta que utilizar alimentos conseguidos bajo la cría y el cultivo responsable.

Además, el parque natural de la sierra de Gredos ofrece muchas posibilidades para hacer otro tipo de actividades, como senderismo o ciclismo. Hay varias rutas que puedes hacer partiendo desde el alto Puerto del Pico.

5. Cal Ball

Los enamorados del norte también pueden mantenerse en forma yendo a esta casa de Tornabous (Lleida).

En esta preciosa casita con piscina de Cataluña encontrarás el equipamiento que necesitas para trabajar brazos, piernas, abdominales y todo lo que quieras fortalecer. En su sala de gimnasio podrás encontrar una máquina de correr, bicicletas elíptica y estática y algún que otro aparato más.

Junto a este encontrarás una pequeña sala de spa con bañera y ducha con chorros de hidromasaje, así como una pequeña cabina de sauna y vapores.

Es un lugar idóneo para ir con amigos, o hacerlos por el camino, ya que se organizan algunas visitas guiadas, catas de vino, o simplemente podéis entreteneros con el karaoke o la Wii que hay en el salón común.

También se pueden organizar fiestas en su salón polivalente, para ese día en el que te decidas a desfasar un poquito.

La casa, que fue construida en el siglo XVIII, ha sido restaurada con mimo para ofrecer una estancia digna de recordar a todos los huéspedes que se queden bajo su techo. ¡Apúntate y prolonga tu verano fit gracias a sus instalaciones!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *