5 lugares de Madrid donde sacarte el mejor selfie

Jose Ramirez-FLICKR

Estamos en la década del postureo, donde la imagen de cada uno se define en gran medida gracias al perfil de nuestra vida que elijamos mostrar en las redes sociales. Y como a nadie le gusta verse como un aburrido, todos buscamos la manera más creativa posible de hacernos ver como gente sociable y feliz —menos en Twitter, Twitter es el lugar perfecto para quejarse, pero no hablaremos hoy de eso—.

Los selfies son el recurso por excelencia para mantener viva tu página de Instagram, Facebook, etc. Y es que no necesitas esclavizar a uno de tus amigos para que te haga una sesión de fotos, porque de eso mismo se trata, de hacerlo tú mismo.

Ahora bien, si quieres quedar como un influencer, debes tener contentos a tus seguidores subiendo contenido de calidad. Es muy bonito subir fotos con la familia, la mascota, o la panda de amigos, pero a todo el mundo le gusta ver unas fotos artísticas en lugares… con cierto magnetismo.

Por si te sirve de ayuda, aquí te vamos a dar unas sugerencias para hacerte una serie de selfies chulos sobre los que presumir en tu página de inicio. Para ello, nos moveremos a Madrid esta vez.

¡No te olvides de preparar el flash!

La Tabacalera

Si bien la Tabacalera es a día de hoy un centro cultural de promoción del arte, no podemos negar el aspecto callejero y rebelde que se ven entre sus muros y túneles subterráneos.

Para una puesta en escena perfecta, puedes vestir unas botas negras junto a una chaqueta de cuero de estilo motero. Hay graffitis en cada rincón de pared que mires, así que no sientas vergüenza y posa junto a tu favorito.

Una vez hayas enfocado el dibujo que más te represente, saca la foto y ya verás cómo te llueven los ‘me gusta’.

Podrás encontrar la Tabacalera en la calle de Embajadores, 51. Te será fácil llegar saliendo desde la parada de metro que lleva el nombre de la calle (línea 3).

El Palacio de Cristal: fotos sacadas de cuento

Tanto desde dentro como desde fuera, podrás obtener unas fotos con un aura mágica e hipnotizante si te acercas al Palacio de Cristal.

Además, como te imaginarás, si vas de día no podrás encontrar una luz más perfecta y natural para hacerte las mejores fotografías. Los reflejos del cristal y su estructura de aleación de metal conforman un cuadro único.

Y no sólo eso, como es dependiente del Museo Reina Sofía, suele albergar exposiciones de arte de lo más variada, con lo que puedes repetir tus sesiones en el mismo lugar, con fondos diferentes según la época del año.

El Palacio se Cristal se encuentra en el Paseo República de Cuba. El modo más fácil de llegar es tomar la línea 2 de metro y bajarte en la parada de Retiro.

El Faro de Moncloa. Literalmente, de Madrid al cielo

Si no te conformas con un sitio en específico, ¿por qué no pruebas a meter Madrid entero en una sola fotografía?

El Faro de Moncloa es un lugar perfecto para inmortalizar toda la capital en la pantalla. Y si no te da con una toma, prueba desde distintos ángulos hasta capturar la ciudad desde todos los puntos cardinales.

Podrás sacar tu selfie desde las alturas e inmortalizar sitios como las Cuatro Torres, la catedral de la Almudena, el Palacio Real o el edificio de Telefónica, todos edificios míticos para la ciudadanía madrileña.

Eso sí, ten cuidado de no tapar algún barrio con la cabeza, por si acaso…

Puedes encontrar el camino desde la estación de Moncloa, donde confluyen las líneas 3 y 6 de mtro.

El anuncio de Schweppes, en la Times Square española

Uno de los elementos que mejor define el estilo de la Gran Vía de Madrid es este anuncio de neón de la compañía Schweppes. Vigilando la plaza de Callao desde el año 1972, está colocado en lo alto del edificio Carrión.

Hoy por hoy, es probablemente uno de los mejores puntos para hacer postureo en las redes.

Lo ideal es sacarse una foto con este cartel de fondo cuando es de noche, y comienzan a iluminarse sus barras en un estudiado ciclo de colores azules, verdes, rojos y amarillos.

La Plaza de Callao es fácilmente accesible desde muchas líneas de autobús, así como desde las líneas 3 y 6 de metro.

La esquina de Huertas, para los que no saben estar solos

El número 70 de la calle Huertas lo ocupa Miranda, que no es una señora mayor, sino un local de cócteles y aperitivos. No, no te vamos a pedir que te tomes unos mojitos dentro. La gracia está fuera, en la fachada.

En el pico que forma la calle hay un muro amarillo con un letrero que reza “Bésame en esta esquina”… Ya imaginas por dónde van los tiros, ¿verdad?

Aprovecha la coyuntura y llévate a esa persona especial a haceros una bonita foto de recuerdo. No sólo es una imagen original, sino también romántica.

Intenta no perderte para llegar al Barrio de las Letras. Si quieres acercarte sin problemas, puedes tomar la línea 1 de metro hasta Antón Martín, y a partir de allí… No te entretengas mucho por el camino.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *