10 montañas impresionantes para coronar

Abel Maestro Garcia-FLICKR

Si te dieran a elegir una zona alta o una baja, para hacer una panorámica, ¿cuál elegirías? seguramente la zona más alta, ¿verdad? Nosotros pensamos igual que tú, y nos encanta disfrutar de las buenas vistas, por eso nos encanta la montaña.

Hoy vamos a ir coronando 10 de las montañas más impresionantes que tiene nuestro país, para que las conozcas y ¿por qué no? para que asciendas con nosotros hasta su cima, donde la recompensa es esa vista espectacular que no podrías haber contemplado de otra manera.

Las hay de todos los tamaños y colores, y es que dependiendo del lugar de nuestro país en el que te encuentres, además disfrutarás de la diversidad de sus vistas.

¿Nos acompañas a conocerlos?

Mulhacén

Jesús Dehesa-FLICKR

Jesús Dehesa-FLICKR

En la provincia de Granada, concretamente en Sierra Nevada, habita la montaña más alta de la Península Ibérica. El Mulhacén, con una altura de 3.478 metros, hace las delicias de los montañeros junto al pico Veleta, otro de los picos más prominentes de la cordillera.

El Mulhacén se llama así por Muley Hacén, como se conocía en castellano a uno de los últimos reyes musulmanes de Granada.

Según la leyenda, fue enterrado en las entrañas de la montaña.

Pica d’Estats

Roberto Lumbreras-FLICKR

Roberto Lumbreras-FLICKR

Justo donde España y Francia se encuentran, se levanta Pica D’Estats, la montaña más alta de Cataluña y una de las más elevadas de los Pirineos.

Conocida popularmente como La Pica supone una de las rutas más típicas de la cordillera pirenaica para los aficionados al montañismo. Cada fin de semana de verano, sus senderos se llenan de caminantes con la intención de ascender sus 3.148 metros.

Aunque su ascensión exige una gran resistencia física, el premio son unos espectaculares paisajes, como la panorámica del lago Estany de Sotllo.

Peña Trevinca 

Bea-FLICKR

Bea-FLICKR

Peña Trevinca es el pico más alto de Galicia, hasta alcanzar los 2.127 metros.

Se ubica en una sierra en la provincia de Ourense a la que da nombre, y está compuesta por macizos que superan los 2.000 metros de altitud.

En este espacio natural abunda la nieve en invierno y alberga lagos glaciares como Ocelo y A Serpe, además de un extenso bosque de tejos. El conjunto montañoso ocupa una superficie total de 25.000 hectáreas.

Aneto

lluis Cabarrocas Ribas-FLICKR

lluis Cabarrocas Ribas-FLICKR

El Aneto es la tercera cumbre más alta de España y la más elevada de los Pirineos.

Pertenece a Benasque, una coqueta localidad oscense que se ha ganado el corazón de los aficionados al montañismo y, en general, de los amantes de la naturaleza. El pico Aneto se alza 3.404 metros sobre el nivel del mar y su ascensión requiere cruzar el glaciar homónimo, precisamente el mayor de España.

Teide

Jose Luis Tirado-FLICKR

Jose Luis Tirado-FLICKR

Los 3.718 metros de altitud confieren al Teide el honor de ser el pico más elevado de España.

Se trata, además, de uno de los volcanes más altos del mundo. Se considera activo, pese a que su última erupción data de 1798. El Parque Nacional del Teide es, sin duda, el mayor reclamo turístico de la isla canaria de Tenerife, abarcando una superficie de unas 19.000 hectáreas.

El parque en su totalidad constituye un paisaje casi de otro planeta, salpicado de cráteres, coladas de lava y rocas volcánicas que se funden con la explosión de colores durante la primavera.

Pico del Lobo

Roman Santos-FLICKR

Roman Santos-FLICKR

La provincia de Guadalajara acoge la mayor elevación de la región castellano-manchega.

El Pico del Lobo, también denominado Portillo del Lobo, sirve de frontera natural con Castilla y León, alcanzando una altitud de 2.274 metros. La ladera norte, que aloja la estación de esquí La Pinilla, contrasta con la ladera sur, mucho más virgen.

Calviteiro

Nicolas Vigier-FLICKR

Nicolas Vigier-FLICKR

En plena sierra de Béjar y en el punto donde acaba Extremadura y comienza la comunidad autónoma de Castilla y León se eleva Calvitero.

Sus 2.401 metros lo convierten en el pico más alto de Extremadura o, como cariñosamente se le denomina, en el techo de esta región. También es conocida esta cumbre como el Torreón,  porque está coronada por una estructura rocosa a modo de torre.

Su cima regala unas asombrosas vistas de la vecina Sierra de Gredos.

Puig Major

Javier Rodríguez-FLICKR

Javier Rodríguez-FLICKR

La isla de Mallorca adquiere una belleza mágica si se contempla desde las alturas, especialmente si se observa desde una altura de 1.445 metros.

El Puig Major es el punto más elevado de la isla balear y está enclavado en la Sierra de Tramontana. La montaña está coronada por un radar militar del Ejército del Aire, instalado en la época de la Guerra Fría. Una vez en la cumbre, llama la atención la impresionante bola del radar, envidiada por las vistas que tiene el privilegio de admirar permanentemente.

Cerro Calderón

Marcela Escandell-FLICKR

Marcela Escandell-FLICKR

La cima más alta de la Comunidad Valenciana está situada en la Sierra de Javalambre, en el límite con Teruel.

El Cerro Calderón, o Alto de las Barracas, se alza 1.838 metros en un paraje rodeado de pinos centenarios. En los aledaños de la cumbre se encuentra el imponente Pino Vicente, bautizado con este nombre en conmemoración a un agente medioambiental que evitó que este árbol fuese talado en los años 60.

Peñalara

Marta Arias López-FLICKR

Marta Arias López-FLICKR

La Sierra de Guadarrama es la joya más valiosa de los excursionistas madrileños, ya que alberga la cota más alta de la región.

Peñalara se eleva 2.428 metros sobre el nivel del mar, una altura que no supone demasiado problema para los aficionados al senderismo. El camino hasta la cima transita entre lagunas, prados y senderos sin excesiva pendiente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ayudamos? 91 790 790