Una ruta por el Parque Natural Fuentes Carrionas

Iker Larrañaga (Flickr)

Palencia es ese rincón de España desconocido pero en el que en cuanto pones un pie allí te atrapa. Situada al norte de la comunidad castellanoleonense, es la provincia perfecta para perderte y maravillarte con su belleza. Hoy te vamos a presentar el Parque Natural de Fuentes Carrionas, ubicado en el límite con Cantabria.

En el año 2000 este parque, con más de 78000 hectáreas y origen en el Cuaternario, fue declarado espacio protegido. Entre sus bosques milenarios encontramos sabinares y encinares a pares así como abedules o hayedos además de El Pico Curavacas, el más alto de Palencia pero, sin duda alguna, cabe destacar El Pinar de Velilla, que es uno de los pocos naturales que se encuentran en la Cordillera, La Tejeda de Tosande, que es una de las más pobladas de Europa Occidental, y las especies únicas y protegidas. Las temperaturas tan oscilantes que se dan durante el año aquí, hacen que la flora de este lugar sea tan especial.

José Luis Diez Rodríguez (Flickr)

José Luis Diez Rodríguez (Flickr)

Perderse en estos bosques en un agradable paseo con toda la familia es la manera perfecta de pasar una jornada ideal. Aunque desgraciadamente, en estas tierras entre las que encontramos ciervos, lobos, águilas, búhos, culebras y lagartijas entre otras muchas especies, hay especies al borde la extinción:

El bisonte europeo en libertad se extinguió durante los años 20 pero, repartidos por los zoos del mundo, había 50 ejemplares. Gracias a un gran esfuerzo por preservar la especie, en 2010 San Cebrián de Mudá acogió 9 ejemplares y más tarde otro grupo de 6 que ahora pastan tranquilamente por los bosques del parque. En la localidad se encuentra el Centro de Interpretación del Bisonte Europeo en el que aprender un poco más de ellos.

El oso pardo es una especie de la que solo hay 250 ejemplares en España. 30 de ellos se encuentran en la Cordillera Cantábrica. Sería extraño pero, si te encuentras marcas en los árboles, huellas e incluso si le ves ¡huye!

Legio09 (Flickr)

Legio09 (Flickr)

El origen del nombre del parque se debe al río Carrión, que nace en la Laguna de Fuentes Carrionas. Al morir va a parar al inicio del Pisuerga, que se filtra un poco más arriba y finalmente nace en la cueva del Cobre. Por ellos podrás hacer rutas, tanto con amigos como con los más pequeños de la casa. Entre estas están:

Ruta de la Fuente del Cobre. Está ruta inicia su recorrido en Santa María de Redondo y se extiende por 10 kilómetros que podrás realizar en unas 5 horas. El arroyo Lombatero quedará bajo nuestros pies antes de cruzar el río Pisuerga. Tras ello, un bosque de vegetación expresa ante nuestras cabezas nos dejará un paisaje fascinante hasta que llegas a un recodo con pequeñas cascadas que dan a la Fuente del Cobre. La Sierra de Peña Labra y extensas praderas de vacas aparecerán ante nosotros mientras volvemos al punto de partida. Una ruta ideal para hacer en cualquier época del año aunque ¡cuidado!, en invierno y primavera la nieve y su derretimiento nos puede poner el camino difícil.

Con los pequeños una de las opciones que más les gustarán será la Ruta del Bosque Fósil. Durante una hora y atravesando el valle de Castillería colmado de vegetación y prados cercanos a los ríos y arroyos. Antiguamente, esta era una zona de explotación minera.

Miguel Ángel García 2 (Flickr)

Miguel Ángel García 2 (Flickr)

De hecho, aun se pueden ver algunos edificios en ruinas. Gracias a esta actividad, se descubrió que esta zona ya fue habitada hace 300 millones de años. 2 miradores aparecen en la ruta para que los niños observen las marcas en los troncos y hay paneles que les ayudarán a comprenderlo mejor.

Además de este paisaje de inigualable belleza, en los pueblos que abarca encontramos:

A Brañosera. Con menos de 300 habitantes y a más de 100 kilómetros de la capital, este pequeño pueblo tiene el ayuntamiento más antiguo de España y es que fue el que recibió la primera carta puebla del Reino de Asturias en el año 824.

Para disfrutar aún más de tu visita a este parque, julio es la época ideal para ir porque además de que el bosque estará en todo su esplendor, el municipio de Velilla del Río Carrión celebra el tercer fin de semana de este mes el Día de Fuentes Carrionas y de la Montaña Palentina. Unas fiestas declaradas de Interés Turístico Regional en la que todos los que acudan podrán disfrutar de la caldereta típica, también conocida como guiso del pastor.

Miguel Ángel García (Flickr)

Miguel Ángel García (Flickr)

Anímate y disfruta de unos días estupendos en este emplazamiento. Descubrirás un paraje natural de extrema belleza que te dejará fascinado y hará las delicias de grandes y pequeños.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ayudamos? 91 790 790