Ruta por los bailes regionales de España

Kangrex FLICKR

¿Quién no se ha marcado alguna vez un baile regional propio? Solo hace falta poner la radio y dejarse llevar… Vale, hay que reconocerlo, se parece mucho más a una danza para atraer la lluvia que a un baile con fundamentos. Y eso puede ser debido a la falta de coordinación mano-pie, o a la falta de información acerca de los bailes regionales tradicionales de nuestro país.

Porque todo el mundo es capaz de reproducir al menos esa típica estrofa que reza:

Madrid, Madrid, Madrid 
pedazo de la España en que nací
 
por algo te hizo Dios
la cuna del
 requiebro y el chotis

Pero el número se reduce drásticamente cuando hablamos de acompañar la letra con el movimiento pertinente del cuerpo.

La solución es muy sencilla, darse una vuelta por algunas de las regiones con el folklore más reconocible de todo el territorio. Acompáñanos, y prepara los pies para un viaje movidito.

 

Chotis

Barcex FLICKR

Barcex FLICKR

Empezamos precisamente por el baile más típico de Madrid, aunque es originario de la ciudad de Bohemia, en la República Checa. Es un baile derivado de otro anterior escocés, que bailaban los campesinos de dicho país. En España, comenzó a bailarse en el año 1850, y a considerarse como madrileño por su aparición en las fiestas de San Isidro.

La base de la danza es realizarla en pareja, donde una mujer gira dando pasos cruzados en torno a un hombre que se mueve levemente realizando pequeños giros con los pies juntos.

 

Aurresku

Batto0 FLICKR

Batto0 FLICKR

Seguimos ahora por el norte del país, donde encontramos el Aurresku, cuya nomenclatura en euskera es ohorezko aurreskua.

Es un baile que habitualmente se realiza durante los eventos y actos públicos que tienen lugar en el País Vasco. Dependiendo de las dimensiones de la celebración, puede haber uno solo o varios bailarines o dantzaris que se mueven siguiendo la música también tradicional.

Lo más particular de esta danza es que quienes la ejecutan son siempre hombres que llevan en la mano una boina o sombrero, y que a veces sacan a bailar a las mujeres o hijas de las personalidades de la celebración.

 

Corri-corri

Matia TC FLICKR

Matia TC FLICKR

Por la misma zona encontramos la comunidad de Asturias, donde hay toda una tradición de bailes regionales que destacan por las músicas emitidas por gaitas y tambores. Uno de los más conocidos es el corri-corri, un baile en el que un hombre y varias mujeres son protagonistas de una especie de representación, en la que también destaca la música tradicional.

 

Muñeira

procristination FLICKR

procristination FLICKR

El origen de este baile se encuentra en Galicia, donde también se conoce como muiñeira. Surgió en el entorno agrícola de la comunidad, cuando los campesinos pasaban largas jornadas en los molinos y bailaban durante los pocos momentos de ocio.

Esta especie de jota gallega también se da en otras zonas como Asturias y Castilla y León, y se practica en pareja y con los brazos en alto mientras los bailarines emiten gritos que animan a seguir danzando.

Jota

Procsilas Moscas FLICKR

Procsilas Moscas FLICKR

El anterior tiene precisamente su origen en este baile típico aragonés que actualmente se practica en casi la totalidad del territorio español. Es un baile que se acompaña siempre con castañuelas y con otros instrumentos como guitarras, laúdes, bandurrias, etc.

Además, cada una de las regiones en las que se baila ha añadido sus propias variaciones en la ejecución y en los instrumentos. Por eso también resultan muy conocidas la jota castellana, la jota leonesa, la jota valenciana, la jota de La Rioja, la jota de Navarra y la jota de Cantabria.

 

Sardanas

Roberto Latxaga FLICKR

Roberto Latxaga FLICKR

Justo en el otro extremo del norte del país se encuentra Cataluña, comunidad de origen de las sardanas, uno de esos bailes con fama y reputación propias, que ha llegado hasta Andorra.

Se trata de un baile que se realiza en grupo, donde los bailarines se colocan en círculo y danzan agarrados de las manos. Se caracteriza además por integrar hombres y mujeres que se mezclan sin que haya dos personas del mismo sexo juntas.

 

Seguidillas

Fondo Antiguo de la Biblioteca de la Universidad de Sevilla FLICKR

Fondo Antiguo de la Biblioteca de la Universidad de Sevilla FLICKR

Volviendo de nuevo al centro, topamos con Castilla-La Mancha, otra de esas zonas con un folklore muy amplio. Entre toda esa variedad destacan las seguidillas, un baile que tiene su origen en el siglo XV y que en la actualidad ha llegado a extenderse por todo el territorio español. Para diferenciarse del resto, a estas seguidillas se les añade el nombre de manchegas, una danza en la que se mueve todo el cuerpo y se gasta una cantidad de energía.

Flamenco

Hernán Piñera FLICKR

Hernán Piñera FLICKR

Finalizando el recorrido por el sur, hay que destacar entre todos los bailes andaluces el flamenco. Es una danza que se ha ganado a pulso la fama, llegando a ser incluso reconocida como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Su origen se encuentra en el siglo XVIII y en la etnia gitana, quienes además desarrollaron un lenguaje propio y característico del baile que ha llegado a tomarse cuenta por la Real Academia Española.

También se merecen una mención especial otros bailes típicos de Andalucía, como las tradicionales Sevillanas que se pueden ver en la Feria de Abril y en El Rocío, el Pasodoble o el Fandango.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

¿Te ayudamos? 91 790 790