Ruta por las cuevas de Cantabria

Francisco José Blanco Arcos (Flickr)

Cantabria es una comunidad norteña con un paraje impresionante que nos deja sin palabras con sus bosques y miradores, sin embargo, bajo la tierra hay lugares que tampoco podemos perdernos.

Más de 6500 cuevas se encuentran en este lugar poblado hace miles de años por hombres primitivos que dibujaban es ellas los animales que cazaban desde allí.

En el Museo Regional de Prehistoria y Arqueología de Cantabria podrás aprender más de la historia de cada cueva pero no hay nada mejor que vivir la experiencia en tus propias carnes. En este fabuloso Patrimonio de la Humanidad que encontramos en nuestra tierra destacan:

Cueva de Altamira

Jacinta Llunch Valero (Flirck)

Jacinta Llunch Valero (Flirck)

Uno de los pueblos más bonitos de la comunidad, Santillana del Mar, se encuentra cerca de esta cueva que, aunque pequeña, en su interior encontrarás el dibujo de una cierva gigante y varios bisontes. El acceso a ella es limitado, para favorecer la conservación de las pinturas. Por ello, en su exterior encontrarás el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira.

No esperes más y adéntrate en su Neocueva, creerás haber regresado al Paleolítico.

Cueva de Chufín

Dcdc2011 (Flickr)

Dcdc2011 (Flickr)

Varias cuevas entre los ríos Lamasón y Nansa, cerca de Riclones estaban habitadas hace más de 20000 años. El arte rupestre destaca especialmente en la Cueva de Chufín, pequeña pero con unos grabados sencillos pero alucinantes.

Además de ciervas o cabras también tenían su propio lenguaje de símbolos y dibujos que los expertos asemejan a una vulva.

Patrimonio de la Unesco desde 2008, encontrarás en su interior un lago de aguas cristalinas fascinante.

Cueva de El Castillo

Varx_Studio (Flickr)

Varx_Studio (Flickr)

Un total de 4 cavidades llamadas Cueva de El Castillo, Cueva de Las Monedas, Cueva de Las Chimeneas y Cueva de La Pasiega encontrarás en el monte Castillo, cerca del municipio de Puente Viesgo. Un Patrimonio de la Humanidad, catalogado como el más antiguo de España y habitado por el Homo Sapiens hace 150000 años, se alzará ante tu vista en las 2 primeras cuevas, las visitables.

El laberinto que forman estas cavidades te abrirá un mundo nuevo en el que a través de más de 275 figuras, entre las que destacan los animales, comprenderás cómo vivían los homínidos durante el Paleolítico.

Cueva de El Pendo

Manuel (Flickr)

Manuel (Flickr)

Ubicada en Escobedo de Camargo es referencia en las exploraciones arqueológicas.

Dimensiones monumentales te acogerán en esta cueva con claras referencias en su interior al Homo Neandertal y al Homo Sapiens. Desde hace más de 80000 años se utilizaba para fines sociales además de para rituales durante la Edad de Bronce.

Todo está se sabe gracias al “Friso de las Pinturas”. Aunque la cueva se descubrió en el siglo XVIII, hace apenas 20 años se percataron de un panel de 25 metros de largo con una veintena de figuras pintadas de roja en las que los signos y los animales se entremezclan.

Cueva de Hornos de la Peña

Roberto Lumbreras(Flickr)

Roberto Lumbreras(Flickr)

La Peña de Los Hornos, cercana al pueblo de Tarriba, alberga esta cueva a la que se accede a través de un arco. Su entrada, abierta, fue la razón por la que los primeros Homo Sapiens habitaban en ella. Más recientemente también se utilizó como refugio en la Guerra Civil.

Los grabados en su interior son de los más numerosos de las cavidades subterráneas y las figuras de caballos, cabras y bisontes destacan por sus grandes dimensiones y los detalles que presentan, datando las últimas de hace 13000 años.

Con una duración que abarca entre la media hora y la hora y media como máximo disfrutarás de una experiencia nueva mientras te adentras en una época primitiva.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

¿Te ayudamos? 91 790 790