5 pueblos de cine en España

Ahora que tenemos tiempo de sobra, y que estamos haciendo repaso de todas esas películas que tanto nos han gustado, y otras tantas que teníamos pendientes de ver, nos damos cuenta de lo que nos entretiene el cine, y de la gran cantidad de trabajo que hay detrás de una película.

Y si es importante elegir bien qué actor protagoniza según qué papel, igual de importante es elegir el marco en el que sucederá la historia que tan atrapados nos deja en el sofá, y que será sin duda, uno de esos lugares que guardaremos en nuestra memoria, junto con los momentos más importantes de la película.

Seguramente hayas almacenado muchos de esos momentos en tu cabeza, y quizás aún no sabes dónde se rodó esa peli que tanto te gusta, por eso, hoy vamos a enseñarte los 5 pueblos de cine de nuestro país.

¿Vienes con nosotros?

 

Zumaya

Qu1m-FLICKR

Qu1m-FLICKR

Uno de los paisajes más reconocidos tras el estreno de Ocho Apellidos Vascos, que fue sin duda, un éxito de taquillas en todo el país.

Tanto es así, que la película sirvió además de para divertirnos, para fomentar el turismo en el norte de España y más concretamente, en este pueblo con unas vistas impresionantes, de la provincia de Guipúzcoa. Un rincón al que peregrinan miles de curiosos con ganas de pisar los escenarios clave de la obra de Emilio Martínez-Lázaro, que nos hicieron reír, llorar y ponernos hasta nerviosos.

Si quieres conocer uno de los puntos clave, la iglesia de San Telmo es sin duda uno de los escenarios imprescindibles para desarrollar la trama. Pero no el único, y es que Guetaria fue para esta película, otra de las localizaciones estrella.

 

Almería

Emilio del Prado-FLICKR

Emilio del Prado-FLICKR

Poca gente queda que no reconozca en los paisajes almerienses el más puro western. Y es que en esta provincia se han rodado desde hace muchísimos años, las películas del oeste que encontraban aquí, el espacio más parecido a una película western.

Prueba de ello son películas como El Bueno, el Feo y el Malo o La muerte tenía un precio, que son quizás, dos de los títulos que más reconocimiento tienen, y que se rodaron en el famosísimo Desierto de Tabernas.

Su apogeo se dio entre los años 50 y los 70 por las condiciones climatológicas del lugar y por la poca abundancia de lluvias, convirtieron este espacio natural, en el escenario al aire libre más grande y más impresionante que imagines, del que hoy en día, también se puede disfrutar.

 

Guadalix de la Sierra

santiago lopez-pastor-FLICKR

santiago lopez-pastor-FLICKR

Nos trasladamos ahora entre cinta y cinta, hasta la capital, donde este pueblecito de la sierra madrileña empezó a coger nombre tras salir en la gran pantalla.

Seguramente puedas reconocer cada uno de sus rincones en la película Bienvenido Mr. Marshall, una cinta de Luis García Berlanga que llevó al podio de los pueblos famosos de España, a Guadalix.

Tanta importancia tiene para este pueblo esta película, que en el año 2011 el director fue nombrado Hijo Adoptivo del pueblo. Un pueblo que vio a sus habitantes convertirse en actores y actrices por un momento, ya que muchos de sus vecinos aparecen en la propia película de extras.

 

Almagro

Pablo Sanchez Martin-FLICKR

Pablo Sanchez Martin-FLICKR

La provincia de Ciudad Real también tiene su representación cinematográfica, y es que uno de los pueblos más turísticos de la zona, se convirtió en un escenario perfecto para una de las películas españolas más reconocidas.

Hablamos de Volver, un film de Pedro Almodóvar que llevó a Penélope Cruz a vivir por un tiempo, la esencia de este pueblo con encanto en el que además, hacer turismo es una gozada.

Y no lo decimos nosotros, lo dicen los miles de turistas que hacen cada año una escapada a este rincón en el que encontrarás emblemas de la cultura tales como el Corral de Comedias, el único que se conserva perfectamente desde el siglo XVII.

 

Trujillo

Valentín Clemente-FLICKR

Valentín Clemente-FLICKR

Terminamos nuestro tour cinematográfico en la provincia de Cáceres, que ha sido testigo del rodaje de una película en el año 1992.

Hablamos de 1492: la conquista del paraíso, que encontró entre las calles de Trujillo, los elementos perfectos para simular a la perfección la toma de Granada. Sus calles se convirtieron en testigo de la obra de Ridley Scott, por las que además pasearon actores de la talla de Gérard Depardieu o Sigourney Weaver.

Si ves, o has visto la película, reconocerás lugares como la Puerta del Triunfo, el Palacio de Orellana o el Alcázar, tres de los cientos de motivos por los que visitar este pueblo cacereño.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

¿Te ayudamos? 91 790 790