4 planes para disfrutar del Valle del Jerte y sus cerezas

Probar una es sinónimo de verano, de sombra, de disfrutar y de cuidarse. Y es que las cerezas son mucho más que un producto clásico de nuestra gastronomía. Nos atrevemos a decir que son incluso, toda una institución, al menos en el Valle del Jerte.

Ahora es la época de probar estos pequeños tesoros de sabor y color que hacen que la provincia de Cáceres sea ahora una de las que más turistas recibe. Tanto por los paisajes que dejan sus miles de cerezos, como por los frutos que éstos aportan.

Si estás pensando en visitar tú también la zona y probar las cerezas con más sabor que hayas comido jamás, debes saber que este paraje cacereño ofrece mucho más que sólo sentarse a la mesa. ¿Nos acompañas?

Deporte entre cerezos

Marga Carrió-FLICKR

Marga Carrió-FLICKR

Pues sí. Aprovechamos el paisaje natural que tiene el Valle del Jerte para conocerlo a fondo y ya de paso, mover un poco el cuerpo y hacer deporte.

No son pocas las rutas de senderismo, y también cicloturistas que hay repartidas por diferentes puntos de su terreno, y por eso hemos pensado que sería el plan perfecto para asegurarte una de las mejores caminatas escoltada por cientos de cerezos.

Para los amantes de la bici, deben saber que aquí se encuentra el Primer Centro BTT de la comunidad, y de éste parten hasta 6 rutas perfectamente balizadas que alcanzan hasta los 160 kilómetros. 

Es tan agradable, que ya son varias las ediciones de Marcha entre Cerezos a las que cada año se apunta más gente con ganas de hacer deporte en un entorno idílico.

Recogida de la cereza

orse-FLICKR

orse-FLICKR

¿Quieres sentirte recolector de cereza por un día? Pues ahora es posible debido a la demanda de los turistas que quieren vivir en primera persona cuál es el proceso desde que el cerezo da el fruto, hasta que llega a nuestra mesa de forma original o integrada en cualquier receta.

Por esto, muchos alojamientos ofrecen con la reserva la experiencia de recolectar cerezas durante un día, recorriendo los campos en 4×4 y mostrando el momento exacto.

Aunque es cierto que el momento de la recogida es óptimo hasta finales de junio, se puede alargar un poco más, así que si estás pensando en vivir la experiencia, ¡aún estás a tiempo! 

Un chapuzón entre cerezos

Raúl AB-FLICKR

Raúl AB-FLICKR

Es precisamente la condición natural del Valle del Jerte la que le hace ser un destino perfecto para los amantes de la naturaleza y todo lo que ello conlleva. Sí, sabemos que estás pensando en el agua.

Pues ¡deseo concedido! porque esta tierra tiene lugares muy especiales y cerca de los campos de cerezos, donde vas a poder bañarte en pozas y piscinas naturales que hay.

Podrás observar numerosas gargantas naturales que llevan las aguas cristalinas como es el caso de las de Los Infiernos, Papúos, Becedas o San Martín entre otras, y aunque no está permitido el baño por el peligro que conlleva en estas zonas, en los alrededores hay una amplísima red de piscinas naturales perfectamente equipadas y acondicionadas para que te puedas bañar tranquilamente y con total seguridad.

¡Una experiencia que hay que vivir!

Degustación de su producto estrella

Javier Lastras-FLICKR

Javier Lastras-FLICKR

No podíamos hacer esta lista sin una de las actividades por excelencia de la zona: la gastronomía.

Sin duda, si viajas hasta el Valle del Jerte, no puedes perderte el sabor de una cereza en cualquiera de sus versiones. Los platos cacereños siempre tienen ese toque tan especial que le da este producto.

Como decíamos antes, desde probar una cereza en su forma más natural, hasta aquellos platos más elaborados en los que hay salsa de cerezas, o mermeladas, es toda una explosión de sabores y olores que te recomendamos sin duda alguna, que vivas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ayudamos? 91 790 790