Planes para hacer en La Manga

María García Huertas-FLICKR

La Manga es uno de los destinos estrella para los que aman el mar y el turismo natural, pero lejos de estar ligado siempre al Mar Menor, este lugar tiene mucho que ofrecer a sus visitantes.

Si has elegido La Manga del Mar Menor para pasar unos días estas vacaciones y no sabes qué es lo que puedes hacer, te vamos a dar algunas ideas de planes para hacer en la zona que te van a dejar conocer a fondo tanto la naturaleza, como la cultura y por supuesto, la gastronomía.

¿Sabías que el Mar Menor es la mayor laguna de agua salada en el litoral que hay en España? Además, su panorámica es muy llamativa ya que se encuentra separada del Mediterráneo por una franja de tierra de 22 kilómetros que se creó de manera completamente natural.

Vamos a conocer qué es lo que esconde este rincón con encanto, alejado del siempre recurrente plan de sol y paya. ¿Te animas?

Visitar el Mirador Monte Blanco

Para comenzar nuestra ruta, nada como tener una buena panorámica del territorio que vamos a visitar, y es que, como todo buen explorador, hay que hacerse una idea desde las alturas del terreno que vas a conocer.

Eso lo conseguirás desde el Mirador de Monte Blanco, desde el que las vistas son impresionantes ya que se encuentra a menos de 5 kilómetros de la franja terrestre que separa el Mar Menor del Mediterráneo.

Se trata de un mirador circular desde el que tendrás una panorámica 360º de la zona, y que en buenas condiciones climatológicas, podrás hasta contemplar la isla del Ciervo.

Hacer alguna actividad de ocio

Sí. Las actividades que ofrece La Manga están muy ligadas al mar, como es de esperar, pero no queremos que te tumbes, al menos por ahora, en la arena y tomes sólo el sol. Le vamos a dar un poco más de adrenalina a tu viaje y es que, nuestra primera opción es hacer snórkel.

Uno de los mejores lugares para sumergirte en sus aguas es la zona de Cabo de Palos, siempre ante la atenta mirada de su faro, junto al que encontramos una playa tranquila y de aguas cristalinas en la que zambullirte. Dentro del agua, podrás observar la posidonia, una planta muy común en esta zona.

Otros planes son hacer kayak, alquilar una moto de agua o hacer esquí acuático, aunque si prefieres algo más tranquilo, también existe la posibilidad de hacer un crucero por el Mar Menor.

Tratamientos corporales

Ya que estás con bañador, nada como disfrutar del turismo de salud que se puede hacer en La Manga, donde los famosos Baños de Lodo se han convertido en una auténtica atracción turística. Los encontrarás en la población de San Pedro del Pinatar.

Consisten en utilizar los lodos que emergen de este terreno a causa del sol y de la gran salinidad de sus aguas, para extenderlos por la piel y aprovecharse de sus propiedades terapéuticas que destacan, entre otras cosas, por mejorar algunas afecciones como el reúma, la artritis o la gota.

Precisamente en esta población, también vas a poder disfrutar de los numerosos centros de talasoterapia que hay en la zona y hacerte algún tratamiento beneficioso para tu salud con un único protagonista: el agua del mar y sus propiedades.

Visitar las Salinas y Arenales

En la parte norte del Mar Menor se encuentra una de las joyas de La Manga que es el Parque Natural de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar, un rincón para el que merece la pena que reserves una jornada, y especialmente si viajas con niños.

En este lugar podrás disfrutar de las dunas y al fondo, algunas colonias de flamencos que tienen aquí su hábitat natural durante la mayor parte del año, y por lo que se ha convertido en una zona de protección de aves.

La panorámica es muy bonita, por lo que te recomendamos que te lleves una cámara de fotos y disfrutes al máximo de esta experiencia.

Probar la gastronomía de La Manga

No hay una buena experiencia de turismo sin que exista un plan gastronómico. Y además, te encuentras en una buena zona para conocer qué es lo más famoso de la cocina de La Manga.

Entre los platos más tradicionales, destacamos los que están hechos con arroz y productos del mar, como es el caso de su famoso caldero, hecho con verduras de la huerta murciana, langostinos del Mar Menor, y varios tipos de pescados más, con arroz.

Para cerrar el menú, te recomendamos que te tomes un café asiático, una de las especialidades de Cartagena, elaborada originalmente allí y en el que se mezcla el café con leche condesada, Licor 43, canela y brandy.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *