Mejores destinos sin playa para este verano

srgpicker-FLICKR

Seguramente para muchos el verano no se entiende sin visitar la playa. Pero muchos otros viajeros huyen precisamente de la playa por diferentes motivos: aglomeraciones, calor, la arena… Pues bien, como no todo el mundo es amante del mar en verano, os vamos a dejar algunos destinos para el verano que no tienen playa.

Si estás pensando en escaparte unos días y todavía no sabes dónde, no te preocupes porque te vamos a ayudar a encontrar el mejor destino para ese verano soñado…¡sin playa!

Lo bueno de este tipo de destinos para el verano que no tienen playa, es que todavía es posible encontrar un alojamiento rural ya que la gran mayoría del turismo se desplaza hasta zonas de costa así que, no te lo pienses más y toma nota.

La Rioja

Comenzamos nuestra ruta de destinos sin playa en un lugar que estamos seguros de que te va a encantar y en el que la oferta turística es muy amplia. Y especialmente si te gusta el vino.

La Rioja cuenta con un montón de planes que puedes hacer, disfrutando además del fresquito que hace en la zona durante esta temporada, que se agradece un montón y que te ayudará a hacer turismo por la zona, sin achicharrarte. La parte positiva es que podrás visitar museos y hacer una cata en alguna de las múltiples bodegas que hay, sin tener grandes esperas.

Y si eres un apasionado de la naturaleza, en los alrededores existen numerosas rutas de senderismo que te recomendamos que hagas.

Valle de Benasque

Otro de los destinos que no tiene playa pero que tampoco la necesita. El Valle de Benasque, en Aragón, es un lugar fresquito en el que se combina patrimonio, naturaleza y una riquísima gastronomía que harán de tus vacaciones un absoluto 10.

Es uno de los lugares preferidos por los amantes de la naturaleza, que encuentran aquí una joya natural muy importante que se puede recorrer mediante el conjunto de rutas de senderismo que hay por todo el valle, y que te mostrarán la cara más agradable de la zona.

Además, podrás disfrutar de los pueblecitos que salpican el valle e incluso, disfrutar de sus fiestas típicas como la que se celebra en Cerler a final de mes: la Fiesta gastronómica del Cordero.

Cuenca

Si quieres un destino en el que se combine la naturaleza con la cultura, sin duda alguna Cuenca es la mejor opción para disfrutar de unos días en un lugar fresquito con una amplia oferta de turismo que puedes aprovechar sin demasiada gente.

Dar un paseo por el casco urbano, disfrutar de sus Casas Colgadas y cruzar el puente colgante son algunos de los imprescindibles si visitas la ciudad, sin olvidarnos de la riquísima gastronomía que podrás probar en cualquiera de sus establecimientos.

Pero existen muchas opciones de turismo activo como es el caso de la Ciudad Encantada, un espacio en mitad de la naturaleza y muy original, perfecto especialmente si viajas con niños.

Picos de Europa

El verano es una época perfecta para visitar los Picos de Europa ya que esta zona que comprende Asturias, Cantabria y León tiene mucho que ver y que admirar. El paisaje es absolutamente impresionante, y además tendrás una temperatura perfecta.

Si lo tuyo es disfrutar de un turismo un poco más urbanita, nada como conocer algunos de los pueblos con más encanto de la zona, como es Potes, y ya que estás, probar la gastronomía de la zona, que tiene mucha personalidad y está muy reconocida.

Aunque si lo que necesitas es algo de naturaleza, nada como hacer alguna de las rutas de senderismo que hay, con unas vistas impresionantes y un montón de actividades más que te animamos a que descubras.

Cáceres

Para los que buscan un turismo más urbanita es esta opción que no tiene nada que envidiar a los destinos que tienen playa. La ciudad de Cáceres ofrece a los turistas un montón de actividades y puntos de interés con los que conocer un poco más a fondo este destino monumental.

El casco históricos de Cáceres es además Patrimonio de la Humanidad, y es que sus murallas cuentan mucho de la historia de este destino.

Un paseo por sus calles te llevará a conocer palacios y casas solariegas que son un buen ejemplo de la arquitectura de la zona, así como también podrás disfrutar de espacios naturales como el Valle del Jerte, donde podrás hacer numerosas rutas de senderismo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *