Los 4 extremos más remotos de Europa

BEFORGET BE.FOR.GETS-FLICKR

Lugares únicos que si quieres conocer, tienes que ir aposta a visitarlos. Límites extremos en los que la naturaleza te sorprende, y espacios en los que merece la pena alojarse unos días.

Así son los cuatro rincones que te vamos a enseñar hoy, repartidos por toda Europa y…¡uno de ellos lo tienes mucho más cerca de lo que piensas! Si quieres conocerlos todos, sólo tienes que coger boli y papel y estar preparado para una aventura que te va a dejar con la boca abierta.

¿Quieres conocer estos cuatro lugares remotos? Pues viajamos de norte a sur y de este a oeste para disfrutar de esos límites donde la tierra parece tocar a su fin.

Una experiencia única que comenzamos ya mismo.

La parte más meridional

Jelger-FLICKR

Jelger-FLICKR

¿Dónde está? El punto continental más meridional es la Punta de Tarifa, en el extremo sur de nuestro país, donde se mezclan el Atlántico y el Mediterráneo. En realidad no se puede llegar hasta el mismísimo extremo porque está cerrado al público, pero puedes dar un paseo por la carretera que une la punta con el continente.

¿Cómo es? La Punta de Tarifa alberga el faro homónimo y unos antiguos barracones militares, y pertenece a la histórica población de Tarifa, la capital europea del kitesurf. Sabes que estás muy, muy al sur porque la silueta de África se puede ver en todo momento y con total claridad en el horizonte. Piensa que el viento siempre sopla con fuerza.

¿Qué se puede hacer allí? Explora el castillo y el barrio antiguo amurallado de Tarifa, y acércate después a una de las mejores playas del país, con enormes dunas de arena. Aprovecha al máximo las rachas fuertes de viento y prueba suerte con el kitesurf y el windsurf. Si te apetece algo de turismo cultural, visita las ruinas romanas de Baelo Claudia. Y, después, ¿por qué no te relajas con un mojito en un chiringuito de playa mientras ves ponerse el sol?

¿Cómo se llega hasta allí? Lo mejor es alquilar un coche en el aeropuerto de Málaga para venir hasta aquí, o bien llegar en autobús hasta Algeciras y luego otro hasta Tarifa. Una vez en Tarifa, puedes llegar andando sin problema hasta la carretera que lleva a la punta.

¿Dónde se encuentra alojamiento? Tarifa dispone de una gran oferta de alojamientos que se adapta a todos los gustos y bolsillos. Procura reservar con mucha antelación en temporada alta.

 

El oeste

Guillén Pérez-FLICKR

Guillén Pérez-FLICKR

¿Dónde está? Cerca de Sintra, al oeste de Lisboa, se encuentra el cabo de la Roca, el punto más occidental de la Europa continental.

¿Cómo es? Este punto del extremo occidental se abalanza sobre el Atlántico y arroja unas impresionantes formaciones rocosas desde sus elevados acantilados. Las temperaturas son suaves en invierno, y los fuertes vientos marinos, que apenas dan un respiro, mantienen a raya los termómetros en verano.

¿Qué se puede hacer allí? Recorre a pie el mismo borde del cabo por el sendero de la costa y dirígete a una de las playas de arena que hay cerca de allí, donde siempre hallarás el espíritu del surf. Haz un alto y tómate algo mientras disfrutas de una puesta de sol sobre el océano infinito donde, según Camões, el poeta más importante de Portugal, la tierra acaba y el mar comienza.

¿Cómo se llega hasta allí? Desde Sintra o Cascais no se tarda mucho en llegar al cabo de la Roca por carretera, e incluso puede hacerse una excursión desde Lisboa sin problemas. También puedes llegar hasta la punta desde Sintra en uno de los famosos tranvías amarillos.

¿Dónde se encuentra alojamiento? Lo mejor es quedarse en una de las poblaciones costeras, como Cascais o Estoril, aunque si lo prefieres también te puedes alojar en Sintra, una de las ciudades más bonitas de Portugal.

 

El extremo septentrional

Valtteri Kokkoniemi-FLICKR

Valtteri Kokkoniemi-FLICKR

¿Dónde está? Si recorres por tierra la Europa occidental hacia el extremo norte hasta que no puedas avanzar más, llegarás al cabo Nordkinn, en la península Nordkinn de Noruega. Este paisaje es equiparable a la zona del Ártico Canadiense y del norte de Alaska.

¿Cómo es? Como cabe esperar, este paraje de aves marinas, cuevas en la roca y mares bravos es remoto como ninguno. La luz del sol brilla aquí ininterrumpidamente en verano, pero apenas luce en invierno. También has de tener en cuenta que la temperatura máxima es de 12°; así que mejor no olvidarse el abrigo.

¿Qué se puede hacer allí? En invierno puedes contemplar la aurora boreal y disfrutar de un safari en un trineo tirado por huskies. La primavera y el otoño son las mejores épocas para la observación de aves en la reserva natural de Slettnes, donde habitan más de 100 especies, incluida la rarísima agachadiza barra-atada. En verano se puede practicar el senderismo, tomarse un café caliente en el faro (el punto continental más septentrional del mundo) y hacer excursiones en barco.

¿Cómo se llega hasta allí? Llegar al cabo mismo de Nordkinn es una excursión a pie desde Mekamm que te llevará un día entero, aunque también se puede lograr en barco desde Gamvik. El conocido barco exprés de la costa noruega (el Coastal Express) también pasa por aquí en su recorrido de norte a sur, y viceversa. A Gamvik se puede llegar en avión desde varios aeropuertos del país o por la llamada Carretera del Atlántico, uno de los mejores recorridos del mundo de este tipo.

¿Dónde se encuentra alojamiento? Lo cierto es que en Gamvik hay pocas opciones, pero en Mekamm hay una oferta más amplia.

 

La parte más oriental

Giuseppe Calsamiglia-FLICKR

Giuseppe Calsamiglia-FLICKR

¿Dónde está? Para llegar al extremo oriental del continente de la Europa occidental, debes ir a Rumanía y dirigirte al delta del Danubio y al puerto de Sulina.

¿Cómo es? En este punto, el río Danubio desemboca en el mar Negro tras atravesar diez países europeos, por lo que encontrarás un paraje acuático de marismas y cañaverales. Las temperaturas son generalmente suaves y más cálidas en verano por el sol, ideal para aprovechar las playas al máximo.

¿Qué se puede hacer allí? Pasea por la historia de Sulina, que una vez fue el principal puerto del delta, y disfruta al máximo la fauna salvaje de la zona. Aquí, la observación de aves es excepcional, al igual que la pesca; sin embargo, para esto último necesitarás una licencia. Si de verdad disfrutas tirando del sedal, mejor súbete a un barco. También puedes relajarte en la playa antes de pasarte por los bares y restaurantes, en los que el pescado de la zona ocupa un lugar destacado en los menús.

¿Cómo se llega hasta allí? La mejor manera de llegar a Sulina es en el ferri (más lento) o en catamarán (más rápido) desde Tulcea. Hasta esta última, puedes llegar en tren o autobús desde Bucarest.

¿Dónde se encuentra alojamiento? Normalmente, las opciones en Sulina son escasas, aunque hay más disponibilidad en verano. Quizá lo mejor sea establecerse en Tulcea, donde la oferta de alojamientos es más amplia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ayudamos? 91 790 790