10 lugares impresionantes para ver una vez en la vida

Pao Link-FLICKR

Somos poco conscientes de la gran cantidad de lugares con encanto que tiene nuestro país, y justo ahora que no podemos disfrutarlos, es cuando nos apetece recorrerlos todos. De momento, tiene que ser desde el salón de nuestras casas, pero esto nos servirá para coger fuerzas y disfrutar del turismo rural a la vuelta.

Hoy vamos a darte ideas para ese momento y para que de momento, viajes con la mente a estos 10 lugares que tendrás que visitar al menos una vez en la vida.

Los hay naturales, otros los ha creado el hombre, y otros nos recuerdan parte de un pasado que ha forjado la personalidad de estos rincones. Y todos ellos guardan una conexión: la imponente panorámica que pueden apreciar los visitantes y de la que vas a ser partícipe ahora mismo.

¡Nos ponemos en marcha ya mismo!

 

Las montañas de Masca

Fabio Bai-FLICKR

Fabio Bai-FLICKR

Empezamos la ruta en la isla de Tenerife, que tiene pueblos con tanto encanto como éste, en el que la naturaleza es todo un reclamo, y donde vas a encontrarte en mitad del intenso verde, los picos más altos desde los que las vistas son increíbles.

Sus montañas son un espectacular mirador en el que tienes que contemplar el paisaje tinerfeño.

 

La playa de Sakoneta

Oier Araolaza-FLICKR

Oier Araolaza-FLICKR

Dentro del Geoparque de la Costa Vasca, nos encontramos con un capricho natural como es esta playa, en la que su perfil se ha ido esculpiendo por la acción de las olas en la roca.

Una panorámica tan rara como curiosa que se encuentra en Deva, un pueblo que pertenece a la provincia de Guipúzcoa y que se ha convertido sin duda, en uno de los reclamos para el turismo en la zona. Si quieres descubrir rincones únicos, no dudes en visitarla.

 

Una muralla china en Finestres

Sílvia Martín-FLICKR

Sílvia Martín-FLICKR

La provincia de Huesca nos trae otro de esos paisajes en los que la naturaleza nos deja una imagen impactante que nos recuerda a la famosa Muralla China, aunque en este caso, ha sido la naturaleza la encargada de brindarnos esta joya paisajística.

Para llegar a ella puedes hacerlo mediante la ruta que hay hasta este pueblo que hoy en día, se encuentra abandonado, y en un recorrido algo abrupto pero que sin duda, merece la pena.

 

Ermita de San Juan de Gaztelugatxe

candi...-FLICKR

candi…-FLICKR

Llegamos hasta uno de esos rincones que ha creado el hombre en mitad de espacios naturales. Su creación tiene lugar en un pequeño islote de la localidad de Bermeo, en la provincia de Vizcaya.

Se trata de una pequeña ermita en honor a San Juan, que ha sufrido diferentes accidentes a lo largo de su historia como saqueos o incendios. Por eso, es un espacio muy protegido en la zona. Si quieres visitarlo, tendrás que recorrer los 241 escalones que tiene.

Y como curiosidad, señalar que su espectacular postal ha sido escenario de una de las series más conocidas, que es Juego de Tronos.

 

Las Médulas

luis carrasco-FLICKR

luis carrasco-FLICKR

Viajamos hasta la provincia de León para traerte otro de esos parajes que te dejarán con la boca abierta. En mitad de la comarca de El Bierzo, es donde puedes dar rienda suelta a tus dotes de fotógrafo.

Esta antigua explotación de oro de la época romana, es una de nuestras favoritas por la peculiaridad de encontrarse al aire libre, donde se pueden apreciar un montón de figuras curiosas de un color anaranjado que le hace ser reclamo indiscutible para el turismo.

 

Las Bardenas Reales

santiago lopez-pastor-FLICKR

santiago lopez-pastor-FLICKR

Nos encontramos ahora en Navarra, donde podemos disfrutar de otra de las curiosas formaciones que nos regala la naturaleza.

Una estampa que a priori, no te esperarías en la zona. Un paisaje semidesértico que te saluda en forma de mesetas de diferente altitud, y de barrancos que le confieren una de las mejores fotografías que vas a poder tener. Y es que todo esto es por el tipo de suelo que tiene la zona, formado a base de yesos y arcillas entre otros, que aportan un gran valor como Reserva de la Biosfera y Parque Natural.

 

El Monte Gorbea

EGIZU Getxo Euskaldun Elk-FLICKR

EGIZU Getxo Euskaldun Elk-FLICKR

Pasamos los paisajes áridos y desérticos a un auténtico paraíso de naturaleza, que se encuentra en el País Vasco, y que nos deja uno de los montes más impresionantes y fotografiados.

Especialmente recomendable para visitar en otoño, donde el verde, el naranja y el rojo son protagonistas, amén del rumor del agua que corre por el mismo, te va a ofrecer una de las mejores experiencias de senderismo que puedas imaginar.

Para llegar hasta el mismo, que es el más alto de toda la cordillera, tienes hasta cuatro rutas diferentes que tendrán como meta los más de 1480 metros de altura.

 

El Bosque de Urbasa

jose maria vazquez-FLICKR

jose maria vazquez-FLICKR

Como pasaba en el caso anterior, nos despejamos en un ambiente que parece más el lugar en el que se desarrolla una historia de cuento, que un sitio real.

Afortunadamente, puedes disfrutarlo en Navarra, donde se encuentra protegido por la extensión del Parque Natural de Urbasa Andía, con más de 21.000 hectáreas de pura magia que puedes recorrer a pie, en una jornada que seguro recordarás. Y mientras caminas, disfruta de los diferentes climas que tiene. 

 

Pozo de los Humos

jav4ier8-FLICKR

jav4ier8-FLICKR

Nos desplazamos ahora a un espacio en el que el agua lo es todo. Una imagen de postal de la que la provincia de Salamanca se enorgullece, y no es para menos, ya que se sitúa a la cabeza de las visitas de los espacios naturales salmantinos.

Se trata de una cascada que hace de separación entre dos pueblos que son Masueco y Pereña de la Ribera, desde los que las vistas de esta impresionante cola de caballo que forma el agua del río Uces, alcanzan los 50 metros de altura.

 

Playa de Gulpiyuri

Andres Alvarado-FLICKR

Andres Alvarado-FLICKR

Terminamos nuestra lista en Asturias, donde te enseñamos una playa que lo mismo está, que desaparece. Una curiosa playa que puedes visitar en Llanes.

Es de interior y es muy pequeña, sin servicios y difícilmente accesible -únicamente a pie- su arena apenas se extiende unos 40 metros, y el agua que recibe, lo hace del Cantábrico que se filtra bajo los acantilados que hacen de pared.

De la misma manera que se llena, se vacía, borrando cualquier rastro de lo que pudiera ser una playa.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ayudamos? 91 790 790