Las islas preferidas de los guiris en España

Neil Parker-FLICKR

España es uno de los países más turísticos del mundo, y no es de extrañar dado el atractivo con el que cuentan nuestras innumerables áreas de costa bañadas por el sol. El interior está lleno de ciudades y lugares históricos y llenos de cultura, aunque sabemos que los extranjeros por lo general prefieren venir para remojarse en el mar, y a disfrutar de las playas, la comida y las fiestas, especialmente en verano.

Los reclamos más grandes proceden de las islas, tanto del archipiélago de las Baleares, como de las Canarias.

Son el lugar perfecto para pasar del blanco caucásico al rojo cangrejo si te descuidas con la crema solar, aunque eso parece importarles bastante poco. Pero es que, ¿quién se iba a resistir a visitar nuestras islas? Una de ellas está en el top 10 de las mejores islas del mundo y todo, pero eso te lo contaremos cuando lleguemos a ella.

Hoy vamos a hablarte de las islas preferidas por los extranjeros cada vez que vienen a España. La clasificación está reñida, pero te vamos a descubrir qué es lo que hace que los guiris se enamoren tanto de nuestros archipiélagos.

7. Formentera

Una de las islas Baleares con mayor atractivo. Uno de los recursos que más utiliza la gente a la hora de visitar la isla es el de alquilar una moto. Debido al tamaño de Formentera, es ideal para recorrerla de esta manera, pudiendo llegar a donde los coches no pueden, y parar en rincones ocultos.

Uno de los lugares que atrae más turistas es la playa de Ses Illetes, un paraíso con aguas cristalinas sobre las que flotan algunos veleros en la distancia conjugando una maravillosa postal mediterránea.

Sus faros también son bastante famosos, destacando el de la Mola y el faro de Cap de Barbaria.

Es un destino relativamente más tranquilo que sus hermanas mayores del archipiélago, pero merece mucho la pena si se quiere alternar entre el desfase y el turismo de exploración.

6. Lanzarote

Nos desplazamos al sur hasta las islas Canarias para hacer una parada en Lanzarote. Cómo no, uno de los grandes atractivos de esta zona es que sus islas son todas de origen volcánico o tienen algo que ver con estos accidentes geográficos.

Es por eso que el Parque natural de los Volcanes y el Parque Natural de Timanfaya despiertan tanta curiosidad. Sus dunas y montes hechos con rocas de origen ígneo son parajes muy poco habituales en otras partes del mundo.

Su capital se llama Arrecife, un nombre bonito que causa buena impresión gracias a su patrimonio y sus locales de ocio nocturno. Además, cuenta con un par de festivales en los que dominan la música y la cerveza: Arrecife en Vivo, y Sonidos Líquidos.

5. El Hierro

Es muy apropiado que una isla con tanto magnetismo se llame “El Hierro”. Puede ser una isla pequeña, pero destaca especialmente por la hospitalidad de sus gentes, su gastronomía, y unos paisajes tan impresionantes que son capaces de quitar el hipo.

De hecho, conserva tal cantidad de vida, flora y fauna que la isla entera se considera Reserva de la Biosfera por la UNESCO y está completamente protegida. Esto ha hecho que la isla esté especialmente comprometida con el medio ambiente tratando de sacar el máximo provecho posible de las energías renovables.

Tal vez no sea un lugar al que los guiris quieran ir de fiesta, pero desde luego tiene unos cuantos enclaves que hacen que la visiten igual. Es ideal especialmente para aquellos que viajan en familia. Pueden visitar sitios como la Restinga y su playa, piscinas naturales y miradores como el de La Peña, llevándose un bonito recuerdo de las vistas desde el mismo.

4. La Gomera

Continuamos desde el top 5, y nos quedamos un poco más en el archipiélago canario. La Gomera es otra Reserva de la Biosfera, lo que la convierte en un terreno de valor incalculable.

Su capital es San Sebastián de la Gomera, en la que se puede visitar la Casa de Colón. No su casa de verdad, claro, pero se alojó en ella antes de partir en su conocido viaje y a día de hoy es un museo dedicado a la exposición de algunas esculturas precolombinas traídas desde Perú.

Por supuesto, también es una isla con numerosos espacios verdes gracias a su fértil tierra volcánica, lo que convierte al Parque Natural de Garajonay en un recoveco silvestre y lleno de vida.

La gastronomía de las islas no tiene nada que envidiar a la península. En esta, concretamente, destacan el potaje de berros con gofio y la torta de Vilana, que es una pasta tostada con frutos secos.

3. Menorca

No por nada algunos dicen de Menorca que forma parte del Caribe español. Esta isla se caracteriza por su cantidad de playas y calas: Cala Turqueta, Cala Pregona, las playas de Son Saura y Son Bou… Todas perfectas para tostarse un poquito y perder ese tono blanco nuclear.

Eso sí, aunque Menorca tiene por lo general un ambiente tranquilo, los viernes y los sábados el cuerpo sabe que es día de fiesta, da igual si eres turista o menorquín de nacimiento. Las mejores ciudades para salir de parranda son sin duda alguna Mahón y Ciudadela.

Una de las discotecas más conocidas es la Cueva d’en Xoroi, en la que se celebra una fiesta de la espuma todos los jueves. No hay semana en la que este plan no apetezca a una buena cantidad de gente, porque siempre está bastante hasta arriba.

Así que ya sabéis, tanto guiris como Spaniards, si queréis apuntaros a una buena fiesta, tenéis que buscar esta discoteca en Cala En Porter.

2. Ibiza

¿Cómo no íbamos a meter Ibiza aquí si hay canciones que literalmente hablan del desfase y las fiestas que se montan en esta isla? Aunque, por favor, esperamos que no hagáis lo que dicen al pie de la letra (please, don’t take pills in Ibiza).

Da igual en qué época del año vengas, porque aquí siempre:

  1. Hace buen tiempo.
  2. Todas las semanas hay programada alguna fiesta, solo tienes que encontrar el sitio en el que la celebran.

Además, fuera de las discotecas también hay cosas la mar de interesantes. La cultura ibicenca es una mezcla entre lo elegante y lo hippie, en cuya estética abundan el color blanco y las prendas de ropa holgadas para ir fresco a todas partes.

Todos hemos soñado alguna vez con caminar descalzos por una playa de Ibiza vistiendo uno de estos conjuntos, no tenemos pruebas pero tampoco tenemos dudas.

No sólo destacan sus playas, sino también sus zonas urbanas como Dalt Vila o pueblos como Santa Eulària des Riu.

1. Mallorca

Efectivamente. Tal vez se veía venir, pero Mallorca es el destino favorito de los extranjeros. Y no es para menos, pues está considerada la sexta mejor isla del mundo, siendo la segunda de Europa solo por detrás de Santorini (Grecia).

De hecho, la isla gusta tanto a los extranjeros que hay más de 250.000 que se han quedado a vivir allí, especialmente alemanes e italianos.

No podemos culparles. Esta isla tiene de todo: museos, playas, calas, castillos, faros, cuevas. Hasta nos ha dado a Rafa Nadal, que prácticamente es otro tesoro nacional.

El nombre de cualquiera de sus platos tradicionales abre el apetito a cualquiera: coca de Trampó, arros brut, lechona asada a la mallorquina…

A esta isla no le falta de nada, y por eso supone semejante atractivo para los países extranjeros. En algún sitio tienen que probar la buena vida mediterránea, ¿no?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *