Destinos con microclima en España

Anxón Antón-FLICKR

Si de algo se puede presumir en España es de temperaturas, contando con un clima muy agradable que supone uno de los mejores atractivos para turistas de todo el mundo.

La orografía de nuestro país es muy cambiante, lo que produce una gran cantidad de microclimas que hacen que se pueda pasar del calor al frío, en la misma provincia y dependiendo de la localidad en la que nos encontremos.

Si en medio de esta ola de frío buscas un poquito de calor, o viceversa, coge un mapa que vamos a mostrarte alguno de los lugares en los que se encuentran los mejores climas del país.

¿Preparado para viajar a otra estación? Comenzamos.

ISLAS CANARIAS

Carlos A. Rodriguez-FLICKR

Carlos A. Rodriguez-FLICKR

Seguro que se te ha pasado por la cabeza esta zona insular de España. Pues con toda la razón.

Y es que este Archipélago cuenta, en muchas de sus islas, con diferentes climas que vienen influidos por su perfil abrupto.

Lo cierto es que, en la mayoría de ellas, la temperatura siempre es cálida, conservando los 20-21º durante todo el año, y sin apenas precipitaciones, por lo que es un destino ideal para los amantes de las playas y de las temperaturas cálidas.

Las variables entre sus paisajes, puedes observarlas en las Dunas de Maspalomas, el Parque Nacional de Garajonay, o el bosque de Los Tiles.

 

VIGO

Sorprendido, ¿verdad?

Ignorant Walking-FLICKR

Ignorant Walking-FLICKR

Pues sí. No nos hemos vuelto locos y tenemos plena conciencia del lugar en el que está. A priori puede parecer un cuento chino, pero te aseguramos que es real.

Aunque se encuentra en una de las zonas donde más precipitaciones hay a lo largo del año en España, esta zona de Galicia cuenta con un verdadero microclima que le hace única.

La temperatura suele ir variando entre los 14 y los 15 grados, con un ambiente cálido y muy suave que se conserva en verano, y también en invierno, donde la oscilación no es de más de 6 grados.

Además, es de las ciudades donde se pueden disfrutar más días despejados a lo largo del año.

 

EL VALLE DEL JERTE

Este bonito paisaje de la zona de Extremadura también es uno de los que conserva un clima muy especial.

Rubén Nadador-FLICKR

Rubén Nadador-FLICKR

En este caso, su particular perfil enclavado entre espacios montañosos de gran altitud, protegen al propio valle de las corrientes de aire frío que hay en las zonas colindantes, lo que hace que en el interior, la temperatura se suavice.

Tiene unos inviernos donde el mercurio se mantiene estable, aunque existen precipitaciones; mientras que en los veranos se elevan un poco las temperaturas.

Son precisamente estos condicionantes los que hacen que se de a finales de Marzo, y principios del mes de Abril, una de las fiestas naturales más llamativas: la floración de los cerezos. 

 

CAMPO DE CARTAGENA

Es una zona de contraste entre espacios muy cercanos pero influidos por distintas corrientes atmosféricas.

Pablo Cabezos-FLICKR

Pablo Cabezos-FLICKR

Concretamente reina el clima mediterráneo seco, siendo uno de los espacios donde menos llueve, aunque cuando lo hace, es con bastante fuerza.

Las temperaturas durante todo el año son bastante calmadas, oscilando entre los 19º y los 20º, y llegando en su cota más baja, hasta los 5º.

No obstante, de vez en cuando y en los inviernos más fríos, se han llegado a registrar heladas en sus zonas de interior.

 

VALLE DE ARÁN

Este valle orientado hacia la vertiente atlántica, es otro de los puntos que queremos señalar, y que cuenta con un clima muy especial y único en la zona.

Guillén Pérez-FLICKR

Guillén Pérez-FLICKR

Es por su orientación, por lo que puedes disfrutar de esta zona en la que las precipitaciones se intensifican de manera notable con respecto a las poblaciones de alrededor.

Parte de esta condición climatológica viene dada en algunas secciones por su ubicación, ocupando más del 30% del terreno, los espacios a 2.000 metros de altitud.

La temperatura suele oscilar entre los 9 y 10 grados durante el año; y se registran unos 1.000 litros por metro cuadrado en cuanto a precipitaciones.

 

Como ves, no sólo son los paisajes lo más llamativo, si no que sus climas pueden hacer que te encuentres en un paraíso estival en febrero; o en mitad de un temporal, en pleno verano y dependiendo de tu destino.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *