Los pueblos más bonitos de Castilla La Mancha

Pedro Pernias-FLICKR

Poco se habla de los pueblos de Castilla La Mancha, y mucho debería de hablarse ya que tienen, todos y cada uno de ellos, un encanto que los hace muy, pero que muy especiales.

En nuestro afán por dar a conocer los maravillosos rincones que tiene nuestro país, hoy la parada la hacemos en las provincias de Toledo, Ciudad Real, Guadalajara, Cuenca y Albacete.

Coge papel y boli. Bueno, y un mapa también, que comenzamos a recorrer cada centímetro de estas provincias.

Si ya tienes tu alojamiento en Ciudad Real, presta mucha atención porque empezamos por ahí.

Campo de Criptana

 

M.Peinado-FLICKR

M.Peinado-FLICKR

Una de sus particularidades es que, en todo su perfil no faltan los molinos. Sí sí, los auténticos, contra los que luchó Don Quijote.

Es impresionante la panorámica que queda, con zonas llanas en las que estas construcciones son las únicas protagonistas. Aunque tenemos que decir que hay muchas cosas más que ver.

Otro de sus puntos de interés, es por ejemplo, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en pleno casco urbano.

 

Alcalá del Júcar

 

Angel-FLICKR

Angel-FLICKR

Nos desplazamos ahora hasta este pueblo en el que entramos con la cabeza mirando bien alto. Según nos vamos acercando, más boquiabiertos nos quedamos y es que, su estructura no es para menos.

Lo primero que nos llama la atención es el castillo, emblema indiscutible del pueblo. Se localiza en la zona más alta, en la que esta construcción que data del siglo XII, parece custodiar el resto del pueblo.

A nadie le sorprende, una vez que se empiezan a descubrir sus entresijos, que reciba las nomenclaturas de Conjunto Histórico- Artístico y Bien de Interés Cultural.  

La Hoz que forma el río Júcar, y la vegetación que hay a su alrededor, termina de envolver este precioso regalo que nos brinda Ciudad Real.

 

Daimiel

 

Xavier E Traité-FLICKR

Xavier E Traité-FLICKR

Uno de los pueblos con más recursos naturales de toda la Comunidad.

Se habla de Daimiel desde hace varios siglos, ya que se han encontrado referencias a esta zona, en textos con varios siglos de antigüedad.

Las referencias prehistóricas además, nos llegan desde la Edad de Bronce, de la que se han encontrado restos en un antiguo poblado fortificado.

Pero si algo destaca en este pueblo es el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, uno de los más visitados y que mayor valor paisajístico tiene.

Alberto P. Veiga-FLICKR

Alberto P. Veiga-FLICKR

En su casco urbano además, podrás encontrar joyas góticas como su iglesia de Santa María la Mayor, frente a la que se encuentra la Fuente de La Manola.

 

Dejamos Ciudad Real para llegar ahora a Albacete, donde te esperan las sorpresas de su único representante en nuestra lista.

Ayna

 

Su ubicación es en parte, el motivo de su belleza.

Entre la sierra de Alcaraz y dentro del territorio de la del Segura, el pueblo se extiende entre sus respaldos, llenos de vegetación endémica y protegidos con un paisaje de ensueño.

Antonio Periago Miñarro-FLICKR

Antonio Periago Miñarro-FLICKR

A más de 600 metros de altitud, su perfil puede verse a la perfección desde el Mirador del Diablo, al que por cierto, te recomendamos que subas. La caminata merece la pena.

La conocida como suiza manchega, te está esperando con las puertas abiertas.

 

De Albacete a Guadalajara, y tiramos porque nos toca. Nos toca disfrutar de este increíble paisaje.

Sigüenza

 

Uno de los más conocidos de la provincia y que mayor afluencia de viajeros tiene durante todo el año.

Destacamos de este espacio, su ubicación céntrica. En la diana de la Península y con elementos como el Sistema Ibérico y Central, por donde discurre uno de los ríos más importantes, como es el caso del Henares.

Manuel Delgado Tenorio-FLICKR

Manuel Delgado Tenorio-FLICKR

Además, indiscutibles emblemas como su castillo, que hoy funciona como Parador de Turismo, ponen la guinda a un pastel que se come con los ojos.

La Catedral de Santa María es otro de los lienzos que no olvidan las retinas de los turistas. Sólo su portada, con detalles góticos y renacentistas ya sorprende, pero es que cuando entras… bueno, mejor guardamos algo de misterio.

 

Dirigimos ahora nuestra vista hacia la provincia de Cuenca, donde el encanto de sus pueblos es innegable.

 

Alarcón

 

Don Juan Manuel, autor de El Conde Lucanor es uno de los personajes más ilustres de este municipio por el que serpentea el perfil del río Júcar.

Santiago Lopez-Pastor-FLIKR

Santiago Lopez-Pastor-FLIKR

Es su castillo, de origen musulmán y ubicado en la zona más alta y visible, el sello de identidad de la zona. Entre sus paredes descansaron entre otros, el citado anteriormente; y aunque ha sido restaurado varias veces y ahora se ha reconvertido en Parador, sigue conservando su mágica esencia.

Bajo él, el pueblo, en el que podrás encontrar las iglesias de Santo Domingo y de la Santa Trinidad.

 

Llegamos al final del camino, topándonos con la provincia de Toledo, cuna de ilustres personajes.

El Toboso

 

Mucho antes de que Miguel de Cervantes decidiera que éste fuera el lugar de nacimiento de Dulcinea, ya había referencias de este pueblo.

M Peinado-FLICKR

M Peinado-FLICKR

En cuanto a su estructura, el casco urbano no escatima en piedra y madera, con edificios de baja altura en los que asoman los balcones con vistas a las plazas.

De su centro histórico, destacamos las esculturas de los dos ilustres; Don Quijote y Dulcinea, que protagonizan casi cada rincón.

Pero hay más. Te recomendamos que visites la iglesia de San Antonio Abad, una de las más conocidas; y el Monasterio de la Inmaculada y San José.

Almagro

Es uno de los lugares que no puedes perderte en la provincia de Ciudad Real.

Fernando-FLICKR

Fernando-FLICKR

Poco más puede decirse de la cuna del teatro clásico, donde aún hoy esta modalidad sigue sirviendo a la zona para ser destino de excepción para miles de turistas.

Aquí todo gira en torno al teatro, teniendo el Corral de Comedias en el centro de la población, así como la Plaza Mayor, una de las panorámicas más captadas por las cámaras de turistas de todo el mundo.

Consuegra

 

Entrar en este pueblo es tener una primera imagen en la que los molinos decoran el cerro que protege la población.

Santiago Lopez Pastor-FLICKR

Santiago Lopez Pastor-FLICKR

Junto al cerro Calderico, el castillo, al que te recomendamos que te dirijas tanto de día como de noche, aunque con poca luz y con la iluminación tenue que se encuentra en la parte baja, su panorámica no puede ser más bella.

Y en el casco urbano, la iglesia en honor a San Juan Bautista, de origen mudéjar y también, la del Cristo de la Vera Cruz, de la corriente más tardía del barroco.

 

Aquí concluye nuestra ruta por algunos, y decimos bien, ALGUNOS, de los pueblos más bonitos de Castilla La Mancha, porque estamos seguros de que hay muchos más.

¡No te los pierdas!

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

¿Te ayudamos? 91 790 790