Los 7 pueblos más bonitos de Andalucía

El sur es uno de los destinos más solicitados en cualquier época del año, siendo Andalucía la protagonista indiscutible; cuna del aire por excelencia.

Además, no resultan raros los altos índices de turismo en esta comunidad si nos fijamos en el entorno, que pone el envoltorio perfecto a cada uno de los pueblecitos que la forman.

Son Almería, Granada, Jaén, Córdoba, Sevilla, Cádiz, Huelva y Málaga los núcleos que estructuran el territorio.

Hoy, te traemos los 7 pueblos más bonitos de entre todos ellos para que tengas variedad y por supuesto, para que te anotes cualquiera de ellos para tus próximas vacaciones.

Coge boli y lápiz que comenzamos:

CARMONA (SEVILLA)

Comenzamos por la capital.

Carmona es uno de esos pueblos con encanto, con magia y sin duda, con historia. Una historia que se escribe con mayúsculas.

Ha sido testigo de numerosas culturas, desde la fenicia hasta la árabe, pasando por la romana. Debido a su posición estratégica, encima de la vega del río Corbones, se comportaba como mirador defensivo gracias al Alcázar del rey Don Pedro.

CARMONA

Si hay algo que caracteriza y distingue Carmona del resto de los pueblos, es la perfecta conservación de su casco histórico, donde uno de los elementos característicos es la famosa Puerta de Sevilla, una construcción de origen árabe que suponía el acceso a la capital. Construida en su origen por los cartagineses, en el siglo IX.

Pero aquí no acaba todo, entre sus límites se han ido descubriendo vestigios de la época romana, hasta llegar a la nada despreciable cifra de casi 400 yacimientos en su necrópolis romana.

Si quieres dormir en un lugar histórico, aquí te dejamos algunos alojamientos que te ayudarán a organizar tu escapada.

PAMPANEIRA (GRANADA)

Si algo llama la atención en Pampaneira es el gran desnivel del casco urbano, que viene dado por el lugar en el que se encuentra: el Barranco de Poqueira.

Sus calles estrechas y empinadas ponen a prueba las piernas de todos los turistas que se acercan a conocer esta maravilla andaluza.

Se encuentra dentro de los llamados pueblos blancos, en los que es precisamente este color, combinado con el floreado de cada terraza, lo que le da el ambiente sureño tan característico.

SONY DSC

Como suele decirse, las mejores fragancias se guardan en frascos pequeños y aquí encontramos una buena muestra. Su reducida extensión hace que turistas y residentes se mezclen durante el año en la plaza del pueblo, que hace las funciones de foro en el que se dan casi todos los eventos festivos y culturales de este pueblo.

Si viajas hasta aquí, no podrás perderte la Iglesia de la Santa Cruz o la Fuente de San Antonio.

Y como broche de oro, acércate a Los Terraos, un fantástico mirador que te ofrecerá una panorámica de vértigo de Sierra Nevada y el barranco.

Si ya te pica el gusanillo, échale un ojo a estos alojamientos para que disfrutes de tu viaje sin prisas.

ARACENA (HUELVA)

En su vista general, el blanco y el color teja son los reyes, con un protagonismo absoluto de la sierra que le da el nombre a la población y que pone el toque natural a la zona.

Se trata de un pueblo que tiene más de lo que parece, empezando por su historia.

Ésta se remonta a la Prehistoria y se ha datado en esa época gracias a los descubrimientos de varios yacimientos que hoy pueden ser visitados en la Cueva de la Mora.

ARACENA

Además, existen dos principales puntos.

El primero de ellos es el paisaje que dejan los restos del castillo y la Iglesia Pioral, ambos sin un estilo claramente definido aunque con pinceladas notables del mudéjar.

La Gruta de las Maravillas es otro de esos lugares que te dejarán con la boca abierta.

Linterna en mano, adéntrate en una cueva formada por la acción de la naturaleza que ha dejado túneles y túneles de roca y agua.

¡Elije entre alguno de estos alojamientos y disfruta!

VÉJER DE LA FRONTERA (CÁDIZ)

Podríamos describirlo como el clásico pueblo blanco andaluz.

Ha sido nombrado Conjunto Histórico Artístico hace años y su patrimonio es uno de los más importantes en la comunidad.

Localizado sobre el nivel del mar a una altura de unos 200 metros, el río Barbate es espectador de primera de lo que sucede en su casco urbano.

VEJER DE LA FRONTERA

Con una estructura defensiva de origen andalusí, la vida en su interior se estructura en torno a la Plaza de España, donde predomina la fuente que le da color, con un clásico azulejo pintado a mano que la cubre casi en su totalidad.

Además, de la panorámica blanca que comentábamos antes, destaca el castillo y la Iglesia del Divino Salvador, que son el único contrapunto que rompe con el impoluto blanco.

Sin duda, un lugar para visitar con calma y donde podrás descansar sin problemas en cualquiera de estas viviendas que te ofrecemos.

ÚBEDA (JAÉN)

Como telón la Sierra Mágina, que presentará lo que es hoy Patrimonio Cultural de la Humanidad por la cantidad de elementos de estilo predominantemente renacentista, aunque con toques personales que recuerdan la personalidad de los andaluces.

Uno de los emblemas indiscutibles y centro neurálgico es la Plaza Vázquez de Molina, que en su día siguió una estructura revolucionaria en cuanto a su construcción y forma.

ubeda (47 of 72)

Otro de los monumentos que no debes perderte es la Basílica de Santa María de los Reales Alcázares.

Como éstos, hay muchos más lugares que visitar, y como un día es poco para asimilar tantísimo arte, te recomendamos que hagas noche allí y recargues pilas.

FRIGILIANA (MÁLAGA)

Su conservación es perfecta, dejando visible a cada paso que da el turista, la cantidad de historia y matices moriscos que formaron este bello pueblo.

Caminar por sus calles requiere de una buena forma física ya que, con estrechas calles y una pendiente pronunciada, los escalones forman un paseo que llega desde el centro hasta su parte más alta, en un paseo en el que la definición de pueblo blanco se muestra a la perfección. Además, en sus suelos se muestran de una forma perfecta, diferentes formas hechas con piedras en las que se juega con las tonalidades más oscuras y claras de este material.

FRIGILIANA

Como puntos de interés destacan la ermita del Ecce Homo, la ermita de San Antonio de Padua y los restos del castillo árabe. Toda una lección de historia y cultura.

Necesitarás verlo detenidamente, con un descanso y por eso, te proponemos algunos lugares para dormir.

MOJÁCAR (ALMERÍA)

Destino estival por excelencia.

Aunque no sólo ofrece rincones mágicos en esta época del año. Sigue, como la mayoría de ellos, la estructura de los pueblos blancos.

Es toda una experiencia recorrer con los ojos toda su extensión desde los miradores que hay; dos en concreto.

MOJACAR

Para acceder a este pueblo, la Puerta de la Ciudad te dará la bienvenida, abriendo el telón a la obra principal: un entramado de calles con construcciones cupulares que le da el aspecto personal y distinguido.

Si algún sitio merece tiempo para visitarse, ese es Mojácar, así que te proponemos varios alojamientos para que descanses.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

¿Te ayudamos? 91 790 790